viernes, 31 de diciembre de 2010

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Llega el 2011 y con él nuevas ilusiones, esperanzas y sueños. Un año más muchos haremos promesas para ser mejores personas el año que entra, dedicar más tiempo a quiénes queremos e incluso cuidarnos más. Pero otros desearán dar un giro de trescientos sesenta grados a su vida y reinventarse en otro lugar, con otras personas, en el marco de paisajes desconocidos, …




2011 comes and with him new illusions, hopes and dreams. One more year many we will do promises to be better persons the year that enters, to dedicate more time whom we love and even to look after ourselves more. But others will want to give a draft of three hundred sixty degrees to his life and to be reinvented in another place, with other persons, in the frame of unknown landscapes, …





Por eso, llegada la noche del treinta y uno con las tradicionales doce campanadas, intentaremos que la magia se produzca y a través de recetas extraordinarias mejoremos nuestro futuro y favorezcamos que nuestros deseos se cumplan en algún momento.



Because of it, come the night of thirty one with the traditional twelve rings, we will try that the magic takes place and across extraordinary recipes let's improve our future and let's favor that our desires are fulfilled in some moment.



No me avergüenza admitir que he atado una hoja de laurel con una cinta de color y un billete en medio abrazándolo… ¿Se cumplieron mis deseos?? Pues no me puedo quejar, pero no lo recuerdo… También, y eso lo sigo haciendo, cada año un anillo de oro cae dentro de la primera copa con la que los Flinn brindan por el nuevo año. Trato de atraer la fortuna…



It does not shame me to admit that I have tied a leaf of laurel with a tape of color and a ticket in way embracing it … were my desires fulfilled?? Since I cannot complain, but I do not remember it … Also, and continue doing it, every year a golden ring falls down inside the first glass with which the Flinn drink for the new year. I try to attract the fortune …



Sin embargo, ha llegado a mis oídos que lo ideal es que durante las campanadas o después, todavía no lo tengo claro, cojamos una maleta llena de ropa y recibamos los próximos trescientos sesenta y cinco días con espíritu viajero. ¿Qué os parece???




Nevertheless, it has come to my ears that the ideal thing is that during the rings or later, still I do not have it clear, let's take a suitcase and let's receive next three hundred sixty five days with travelling spirit. What does seem to you???




El futuro es incierto, my friends. En fin, como es un tema que me resulta atractivo y se me ha pedido que un relato lo desarrolle, en el post siguiente os dejo mi historia. Estoy convencida de que nuestro mañana lo escribimos nosotros mismos, pero, a veces, necesitamos una señal que nos despierte, que nos haga recordar lo que verdaderamente importa. Espero que os guste.



The future is uncertain, my friends. In end, since it is a topic that me turns out to be attractive and I there has been asked me that a statement develops it, in the following post leave my history you. I am sure that our tomorrow we themselves write it, but, sometimes, we need a sign that wakes us up, that makes us remember what really matters. I hope that you like.

FELIZ 2011 HAPPY 2011

sábado, 25 de diciembre de 2010

Esta es la segunda Navidad que paso instalada en la ventana de mi libro blog. Agradezco de todo corazón los comentarios que me hacéis y que complementan mis historias.

This one is the second Christmas that step installed in the window of my book blog. I am grateful of any heart for the comments that you do to me and that complement my histories.

Deseo que la paz, la armonía, la energía y lo que os mueva por dentro os acompañe en estos días festivos y que también, of course, deslumbréis con vuestros modelazos o con vuestros “arreglad@ pero informal”.


Desire that the peace, the harmony, the energy and what moves you within accompanies you in these bank holidays and that also, of course, you dazzle with your modelazos or with yours " arrange but informally ".

El año pasado os pedí que cerrarais los ojos y almacenaseis un instante que valiera la pena en estos luminosos días, así que llegado de nuevo el momento os propongo que hagamos, al menos un día especial, una noche a recordar.


Last year I asked you to close the eyes and to store an instant that was costing a sorrow in these luminous days, so come again the moment I propose you that we should do, at least a special, day one in the night to remembering.


Contaremos con un arsenal de sonrisas agradables, palmaditas en la espalda, abrazos inesperados, … Y es que cada segundo se escapa, cada instante muere o se renueva. Todo fluye.

We will possess an arsenal of agreeable smiles, pats in the back, unexpected embraces, … And it is that every second escapes, every instant dies or is renewed. Everything flows.

Nuestra misión es alegrar y alegrarnos. Podemos y debemos mejorar¡¡¡


Our mission is to make happy and to be glad. We can and must improve¡


Arriba la vida. Dentro lo positivo OOOOOOOmmmm


Life up. Inside positive OOOOOOOmmmm


FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO 2011
Me gustaría seguir viendo el mundo desde mi orilla.


HAPPY HOLIDAYS AND PROSPEROUS 2011
Iwould like to continue seeing the world from my shore.

martes, 21 de diciembre de 2010



Ayer la lluvia fina pero constante golpeaba en mi ventana. El tono anaranjado de la noche presagiaba más y más humedad. Hoy llueve. Parece que una nube me persiga. Las gotas resbalan sobre mi paraguas. Aún así mi rostro se humedece. Las lágrimas se deslizan desde mis ojos.

Yesterday the thin but constant rain was throbbing in my window. The orange tone of the night was presaging more and more dampness. Today it rains. It looks like that a cloud me chases. The drops slip on my umbrella. Nonetheless my face gets wet. The tears slips from my eyes.

Recuerdo cuando te vi por primera vez. Pensé que eras la criatura más mona que había visto nunca. Después te subiste a bordo de mi vida con tus ladridos de cachorro hasta que se hicieron más potentes, aquellos que imponían a quienes no te conocían.


I remember when I saw you for the first time. I thought that you were the prettiest creature that it had never seen. Later you raised yourself on board of my life with your barks of puppy until they became more powerful, those that there were imposing who they you did not know.


Te hiciste grande por fuera y por dentro. Asumiste cambios vitales radicales que un humano no podría haber afrontado con facilidad. Nos has dejado y evoco tus primeras veces: ir en coche, comprender el mecanismo de las olas, respetar lo que te rodeaba …


You made yourself big externally and within. You assumed vital radical changes that a human being might not have confronted with facility. You have left us and I evoke your first times: to go in car, to understand the mechanism of the waves, to respect what was surrounding you …


Me quedo con lo familiar que eras, con lo que te gustaba estar junto a todos, en el centro de la acción, creyéndote que eras una persona más… Eras muy guapo por fuera pero increíblemente bello en tu interior.


I remain with the familiar thing that you were, with what you liked to be together with all, in the center of the action, believing yourself that you were one more person … You were very handsome externally but incredibly beautiful in your interior.


Nos dejas y no sé por qué, viene a mi cabeza una y otra vez, la ocasión en la que entrando en el chalet que luego sería tu casa (Casa Spot), un día de invierno, un día lluvioso como el de hoy, en el que nos reuníamos para jugar al Trivial frente a la chimenea, tú muy pequeñito, con almohadillas rosas todavía en tus patas, seguías al personal muy de cerca en la búsqueda de más leña y, por accidente, un tronco cayó en una de tus patas y te quejaste muy poquito y volviste a pegarte sin miedo, sabedor de que se te cuidaba, de que se te quería.


You leave us and do not be why, it comes to my head again and again, the occasion in which entering the chalet that then would be your house (Spot´s house), one winter day, a rainy day as that of today, in which we were meeting to play the Trivial one opposite to the chimney, you very little, with ink pads roses still in your legs, you were continuing to the personnel very closely in the search of more fuelwood and, for accident, a trunk fell down in one of your legs and you complained very small and returned to stick without fear, knowing of that one was taking care of you, of that you were wanted.


Sé que tu vida ha sido feliz y que ahora te reunirás con Él. Cuidaremos de quienes te cuidaron y quisieron. Descansa perrito Spot.


I know that your life has been happy and that now you will meet Him. We will take care those who took care and loved you. Rests Spot, my little dog.

martes, 14 de diciembre de 2010


¿Nunca os ha pasado que deseáis tanto una cosa que, de pronto, perdéis la cabeza entre los pequeños o grandes detalles y os la jugáis?

Has never it happened to you that you wish so much a thing that, suddenly, you lose the head between the small or big details and you play it?


Sí, ese prim@ cuyo cumpleaños tenemos en mente toda la semana y resulta que dan las doce de la noche y te das cuenta que no cantaste el happy birthday a tiempo o aquél amigo (todos tenemos uno) que cumple años el día 31 de diciembre y tú, con tus “Feliz Navidad” y las burbujas del Lambrusco del aperitivo con tus compañeros de trabajo, no te acuerdas de él, de aquél al que juraste felicitación eterna….

Yes, this cousin whose birthday we have in mind the whole week and it turns out that they give the twelve of the night and you realize that you did not sing the happy birthday in time or that one friend (we all have one) that expires years on December 31 and you, with your " Happy Christmas " and the bubbles of the Lambrusco of the appetizer with your companions of work, you do not remember him, that one to which you swore eternal letter of congratulation ….

En fin, que tengo mi día grande, ese viernes de cata literaria, o sea, chocolate más chocolate más palabras, muchas palabras y descubrir los secretos de una escritora que admiro … un plan perfecto, pero tuve que dar paso a uno de esos momentos de “tierra, trágame”, yo, que acudía con mis sentidos dispuestos a disfrutar y mi ejemplar de “Diez maneras diferentes de ser Laura”, para que la insigne Rebeca Rus me lo dedique. Eh, hasta llevo mi bolígrafo Pentel rosa solidario para la ocasión.

In the end, which I have my big day, this Friday of literary tasting, or, chocolate more chocolate more words, many words and the secrets of a writer discovered that I admire … a perfect plan, but I had to give step to one of these moments of " land, swallow me ", I, who was coming with my senses ready to enjoy and my copy of “Diez diferentes maneras de ser Laura” (" Ten different ways of being Laura "), in order that the celebrated Rebeca Rus me dedicates it. Eh, even I take my pink Pentel solidary pen for the occasion.


Nos plantamos a las 20.15 en la puerta de la tienda Chocolat, un cuarto de hora antes según mis cálculos, para no agobiar a los organizadores del evento ni a la Rus, si es que ya ha llegado, pensé yo, pues es una artista y nunca se sabe je je…. Y, glups, un grupito de gente ya está sentado en el interior del local. Oh, sorpresa, una mujer de aspecto muy afable y voz cálida gesticula con una onza de cacao en la mano… Oh, my God, hay tres sillas vacías. NOOOOOOO.

We reach to the 20.15 the door of the shop Chocolat, a quarter of hour before according to my calculations, to overwhelm neither the organizers of the event nor to the Rus, if it is that already it has come, I thought, since she is an artist and it is never known je je …. And, glups, a group of people already is sat inside the place. Oh, surprise, a woman of very affable aspect and hot voice gestures with an ounce of cocoa in the hand … Oh, my God, there are three empty chairs. NOOOOOOO.

La encantadora promotora del evento nos saluda y nos sitúa en los sitios desocupados, aclarándonos en tono cordial que “lleva sólo unos minutos…”. Se me cae el alma a los pies… Hemos llegado tarde.

The charming promoter of the event greets us and places us in the unoccupied sites, catching on in cordial tone that " it goes only a few minutes … ". My heart sanks … We have been late.


Pero, no pasa nada. En mi diagonal está la estrella: Rebeca Rus. Nos quitamos el abrigo, el sombrero y acomodamos el bolso ( Diosss, si mi madre se entera que dejo el bolso en el suelo me mata. Ya sabéis: “ Si lo pones en el suelo, yo, dinero vuelo”). Da igual, no quiero molestar más y me apalanco con mi plato, una servilleta roja y un vasito.

But, nothing happens. In my diagonal the star is: Rebeca Rus. We take the coat, the hat from ourselves and accommodate the purse (Oh my God, if my mother finds out that I leave the purse in the soil kills me. Already you know: " If you put it in the soil, me, Money, I fly "). It is all the same, I do not want to be a nuisance any more and settle down with my plate, a red napkin and a small glass.


Quien dirige la cata es una cuentacuentos peruana, que es también actriz, muy risueña que nos dedica una sonrisa que nos acoge y anuncia que nos hemos perdido únicamente el cuento… ¿Sólo???? Aissss

The one who directs the tasting is a Peruvian cuentacuentos, which is also an actress, very smiling that dedicates us a smile that us receives and announces that we have got lost only the story … only???? Aissss

Bueno, cuando las onzas de chocolate comienzan a desfilar ya estamos on the mood y bajo la batuta de Mercy, partimos el trocito, olemos su interior y mordemos para degustar con los ojos cerrados. A veces, notas frutales y otras ácidas, pero todas más o menos amargas. Chocolate de Sudamérica.

Well, when the ounces of chocolate begin to parade already we are on the mood and under Mercy's baton, divide the bit, smell his interior and bite to taste with the closed eyes. Sometimes, fruit-bearing notes and acid others, but all the more or less bitter ones. Chocolate of South America.

Entre una delicia y otra, confieso que unas variedades me gustan más que otras, tomamos agua. Poco a poco nos vemos inmersos en aromas, sabores y mis ojos se pierden en esta tienda pequeñita que en sus baldas recoge tabletas de chocolates de lugares lejanos y que están envueltos en celofán precioso. Hay también bandejitas que te hacen soñar con que alguien esta Navidad las deje a los pies de tu árbol.

Dejamos atrás lo sólido y procedente de una botella esbeltísima bebemos un líquido color maquillaje que sabe a chocolate y que está increíble. El vasito transparente con este saborcito on the rocks lo hace más fácil… Entra despacito y muy bien. Estas Navidades en casa de los Flinn va a recaer una botellita seguro.

Between a delight and other one, I confess that I like a few varieties more that different, we take water. Little by little we meet immersed in aromas, flavors and my eyes get lost in this little shop that in his you disable he gathers tablets of chocolates of distant places and that are wrapped in precious cellophane. There are also litlles trays that make you dream that someone this Christmas leaves them to the feet of your tree.

We leave behind the solid and proceeding of the most slender bottle drink a liquid color makeup that it knows to chocolate and that is incredible. The transparent small glass with this saborcito on the rocks makes it easier … Enters slowly and carefully and very well. This Christmas into house of the Flinn one is going to relapse sure a little bottle
.


Después, para acabar la cata, rematamos con un vodka de chocolate que nos vuelve chisposos y que nos hace sentirnos definitivamente como en casa y así, como si estuviéramos frente a la chimenea, entre amigos, Rebeca Rus responde a Spanish Way mostrándonos los entresijos del mundo editorial y cómo publicó por primera vez, todo entre risas y chocolate… Fue la culminación de una noche genial.


Later, to end the tasting, we finish off with a vodka of chocolate that turns us which emits sparks on burning and that makes to us feel definitively at home and this way, as if we were opposite to the chimney, among friends, Rebeca Rus answers to Spanish Way showing us the mesenteries of the publishing world and how it published for the first time, everything between laughs and chocolate … Was the culmination of a brilliant night.


Finalmente, me arriesgo a daros un consejo, yo, que no los trabajo je je y es que nunca os fiéis de vuestros móviles para hacer fotos ni tampoco de las de vuestros amigos. Sí, querid@s, no hicefotosporqueteníalasúltimasfotosdemisobrinaquenohabíadescargadoyqueestabatanguapaquenpodríaborrarniporRR….
Finally, I risk giving you an advice, I, that I do not work je je and it is that you never rely on your mobiles not to do photos not of those of your friends either. Yes, my dears friends, Ididnotdophotosbecauseithadthelastphotosofmyniecewhohadnotcomeoutandwhowassohandsomethat ImightnoterasenotforRR ….


Pero me queda mi ejemplar firmado por la autora, y es que el papel sigue siendo mi gran amigo. Prometo publicar la foto.


But I still have my copy signed by the authoress, and am that the paper continues being my great friend. I promise to publish the photo.

jueves, 9 de diciembre de 2010

PLEASURE AND PASSION, SIN? NOT, CHOCOLATE AND LITERATURE


Este viernes según la aplicación de mi Ipod en la capital lloverá y eso hace que mi plan para el viernes me apetezca todavía más: asistir a una CATA DE CHOCOLATES LITERARIA.


Qué más se puede pedir que conocer la historia, los orígenes y caer en la tentación, uniéndonos en un encuentro literario con la gran REBECA RUS, la autora de Sabrina: 1 - El mundo:0, Sabrina contra el imperio del zapping y la más reciente Diez maneras diferentes de ser Laura, cuyo ejemplar tengo en mis manos esperando a que su creadora me lo firme.



This Friday according to the application of my Ipod in the capital it will rain and it does that for Friday I desire my plan even more: to be present at a LITERARY TRYING OF CHOCOLATES. For what more it is possible to ask that to know the history, the origins and to fall down in the temptation, joining in a literary meeting with the great REBECA RUS, the authoress of Sabrina: 1 – El mundo:0, Sabrina contra el imperio del zapping (Sabrina against the empire of the zapping) and the most recent Diez maneras diferentes de ser Laura (Ten different ways of being Laura), whose copy I have in my hands hoping that his creative signs me one.

Así que, cacao y chick lit español se unen en la noche madrileña y estoy ansiosa ya por empezar a degustar sabores y saborear palabras.


La revista Spanish Way, referencia para quienes quieren conocer the other way of spanish people ha diseñado este evento en la tienda Chocolat (calle Apodaca, 8), en pleno corazón del Barrio de Malasaña, a una hora estupenda que nos dejará el resto de la noche para recorrer esta popular zona de Madrid.


Si queréis saber más sobre chick lit podéis ir abriendo boca con el artículo publicado al respecto en SW:



So, cocoa and chick lit join in the night of Madrid and I am eager already to start tasting flavors and savouring words.

The magazine Spanish Way, reference to those who want to know the other way of spanish people has designed this event in the shop Chocolat (street Apodaca, 8), in full heart of Malasaña's Neighborhood, at a marvellous hour that will leave the rest of the night us to cross this popular zone of Madrid.

If you want to know more on chick lit you can be opening mouth with the article published in the matter in SW:



Os animo a que os apuntéis a semejante derroche para los sentidos, dejando que la lluvia golpee fuera lo que quiera. Dejo el enlace para que os hagáis con una entrada para esta ocasión cultural muy exclusiva:




I encourage you to that you sign to similar waste for the senses, allowing that the rain should strike out what wants. I leave the link in order that you do yourselves with an entry for this cultural very exclusive occasion:

http://www.atrapalo.com/actividades/cata-de-chocolates-literaria-conociendo-a-rebeca-rus_e38487/

No queda nada y ya estoy buscando modelito acorde a la magnífica velada. Os cuento o, si es mejor, lo vivís como yo.

Nothing stays and already I am looking modelito for chord to the magnificent party. I tell you or, if it is better, you live through it like I.

martes, 7 de diciembre de 2010

Cuántas veces buscamos algo distinto, que nos distinga y sea exclusivo, que nadie más pueda llevar o lucir. También eso que es diferente a lo demás puede lograr representar nuestro interior o captar un instante que nos guste y acompañarnos en nuestro camino.

How many times we are looking for something different, we distinguish and is unique, that nobody else can carry or look. That which is different from the rest you can also achieve represent our interior or capture a moment that we like and accompany us on our journey.

Desde una expresión, un sentimiento a un abrigo, un bolso o un cinturón, nos agradará saber que van con nosotros por vez primera.



From an expression, a feeling to a shelter, a bag or a belt, we will be pleased knowing that they go with us for the first time.



Nada de coincidir en bodas o eventos con el mismo vestido o con aquel tocado que tanto te gustó y que tenía un precio tan ajustado que te obligó a llevártelo a casa… QUIERO SER ÚNICA.


Nothing match at weddings or events with the same dress or that you both liked and that was so tight that you forced to take you to home... headdress I WANT TO BE UNIQUE


Este libro blog ha cumplido más de un año ya y necesitaba cambiar su apariencia, hacerlo exclusivo esperando que a quién me lee le haga tan especial como lo es para mí.


This blog book has already fulfilled more than a year and needed to change its appearance do exclusive waiting to whom I read him so special as it is for me.



Y así, alguien también muy especial, me ayudó a jugar con las imágenes y poder pintar las ilustraciones para los posts y lo más importante, ha diseñado este bonito fondo para mí, exclusiva y únicamente 4 me. MUCHAS GRACIAS ROSA¡¡¡



Podéis ver más sobre ella y sus historias en:
http://www.clavametusojos.blogspot.com/





And well, someone very special, helped me to play with the images and to paint the artwork for the posts and most importantly, has designed this beautiful background for me, exclusive and only 4 me.



A lot thanks Rose¡¡¡¡¡ you could see more about her and her stories in:!!
www.clavametusojos.blogspot.com





Es un placer contar con todos vosotros. mUUUUUUUUUUUaaaa
It is a pleasure to have you all. mUUUUUUUUUUUaaaa



lunes, 6 de diciembre de 2010





Ya me tocaba. No es que sea muy peluda, pero las cejas no son cuestión de cantidad sino de diseño, de dibujo si queréis. El caso es que llegado el momento de revisar mis arcos (qué raro suena je je) me decidí a acudir a un salón de belleza, pero no cualquiera. Quería algo distinto y una amiga me recomendó el procedimiento definitivo: depilación al hilo.

Convencí a Lupe, siempre pendiente de sus cejas pues sí las tiene algo pobladas, aunque nunca se ven así, y nos dejamos llevar a un exótico lugar situado en el bajo de una calle de la capital.

Nada más entrar los tintineos de los típicos adornos hindúes nos acarician los oídos que poco a poco nos introducen en un mundo de cantos y oraciones. El aroma a sándalo nos inunda y no nos abandonará hasta que nos demos una ducha ya que penetra en nuestro cabello y en nuestras ropas.

Una amable chica nos conduce a nuestras sillas y nos comenta todos los servicios que tienen para nosotras: masajes, tatuajes con henna, tratamientos faciales y un curioso método para mejorar la higiene de nuestros oídos a través de un método natural llamado conoterapia.

Lupe y yo nos sentamos para que poco a poco la joven con mucha maña y ciencia me dibuje las cejas con rapidez, dejándomelas estupendas. Si os habéis depilado a la cera, sabréis que los tirones son dolorosos, pero os puedo decir que cuando tiran con el hilo no es tan incómodo. Es una sensación distinta. Además parece que el resultado dura más. Ya os contaré.

Cuando le toca el turno a Lupe, cierro los ojos y me dejo llevar por los nuevos tintineos, alguien más entró en el local, el sándalo, que no se hace pesado, sino que te pone en situación y creo que me relaja, y la música de ayurveda, que acaba de recrear un pedacito de la India en aquel rinconcito de Madrid.

Lupe sufre un poquito más porque también aprovecha a borrar cualquier rastro en su labio superior. No sabía que tenía eso ahí, dice mi amiga, y es que con el hilo y la maestría de esta chica nos iremos sin vello, monísimas y relajadas.

Creo que hemos acertado. Ha sido como irnos a un lugar desconocido y volver con un souvenir je je.

Os lo recomiendo como opción a las asépticas salas de depilación tradicionales. OOOOOmmmmm

martes, 30 de noviembre de 2010

En la web zapatos.org se organiza un concurso en el que se anima a que contemos una historia sobre nuestros zapatos preferidos… Qué queréis que os diga, me parece genial y no puedo más que relatar lo que un buen par evoca en mí. El premio es de hasta 200 euros y además me da la oportunidad de divagar sobre aquel calzado que ha ido dejando mis huellas por ahí.

¡¡¡¡Os invito a que sigáis mis pasos¡¡¡

zapatos

Estaba paseando, mirando escaparates sabiendo que mis ojos se irían hacia aquellos que tras sus cristales acomodan zapatos diversos, tantos como gustos existen y personas asoman sus ojos como yo, mientras pienso que mis zapatos preferidos son como un buen amigo.

Sí, sí. Allí estaban el día que con mis compañer@s estuve celebrando por todo lo alto la graduación en la Facultad en la Place Vendôme de París con mi título bajo el brazo y en mis pies, sobre aquellos adoquines maravillosos, mis zapatos animal print de taconazo con los que soñaba pisar fuerte en el futuro.

Con mi primer sueldo, no lo dudé y adquirí unas preciosas sandalias doradas y de vértigo que me acompañaron y me hicieron deslumbrar el día que conocí a mi príncipe azul en una terraza de Madrid, aquél que me conquistó para siempre cuando en nuestro primer aniversario me regaló unas botas altísimas marrones en un romántico restaurante de Roma y que estilizaron mis piernas ese dulce invierno.

Hoy no me sorprende que me encuentre buscando unas bailarinas rosas que se unan a los delicados pies de mi pequeña en sus primeros pasos hacia el lugar que ella desee.

lunes, 29 de noviembre de 2010


El 25 de noviembre fue el Día internacional contra la violencia de género y mis Directores me pidieron que reflejara la lucha diaria de much@s por la dignidad humana, por ser felices aún padeciendo malos tratos, humillaciones,… y finalmente la esperanza de l@s que batallan por su vida que, muchas veces, es la de los suyos. Para todos ell@s Marea alta Miedo en el cuerpo.


Arropó a Marc. Después metió los brazos del inquieto Gavin bajo el edredón. Sonrió confiada. Bajó las escaleras hacia el salón sintiéndose afortunada, hasta que observó que la luz de la cocina estaba encendida. Su corazón comenzó a latir con fuerza. Se asió a la barandilla para poder bajar más rápido. Alcanzó la llave y apagó con rapidez.

No, no podía gastar ni dejar que la energía se malgastara. Lo decía él. Él era la persona más inteligente del mundo. Era un afamado científico al que no le gustaba que las luces permanecieran encendidas sin razón. Tampoco que la calefacción se mantuviese mucho tiempo puesta, por lo que en invierno sus hijos llevaban un abrigo entre aquellas paredes. La última vez que ella intentó paliar el frío comprando un calefactor fue peor. Esa noche su marido rompió su nariz, por malgastar la energía innecesariamente, y el labio superior, por ocultarle el dinero con el que compraría el pequeño electrodoméstico.


Sintió cómo sudaba bajo el jersey fino que en ese momento llevaba. Entonces sus ojos se dirigieron a una foto que presidía la entrada y su pulso se relajó. Su corazón comenzó a bombear con tranquilidad. Su mirada se quedó clavada en Thomas, que sonreía a sus hijos y a ella con amor, cariño y dulzura. Los golpes, las malas palabras, los gritos se quedaron en aquella gélida casa.


Cuando su hijo pequeño enfermó gravemente de una neumonía y tuvo que ser hospitalizado, el malvado científico accedió a reparar la caldera que él mismo había condenado para evitar su funcionamiento.


Lo más curioso fue que cuando Thomas acudió para arreglar el radiador, aquel operario no sólo se llevó el frío del hogar sino que con el tiempo hizo llegar el calor reconfortante del cariño y del amor a Moira.


Todavía seis años después del infierno de palizas e insultos y del calvario de juicios, en ocasiones, sobre todo las noches en que se quedaba sola, pequeños detalles recordaban la pesadilla que consiguió enterrar tras denunciar con valentía y luchar por sus hijos y por su propia vida.


Basta ya. No te sientas sol@. Lucha por tu vida.


Teléfono de ayuda contra la mujer maltratada 016

miércoles, 24 de noviembre de 2010







El jueves pasado tuve la sensación de que el otoño se hizo casi invierno: la noche me sorprendió a las seis de la tarde, el frío se volvió seco y tuve que abrigarme para no quedarme tiesa en cualquier esquina. Sin embargo, eso no supone que tuviera que quedarme en casa bajo un nórdico … En mi caso, el día libre fue genial.




Quedé para tomar el aperitivo con mi amiga Silvia que se acaba de divorciar. Últimamente las uniones pares se evaporan a mi alrededor. El trabajo, el estrés, lo que no es nuevo, lo cotidiano, el desencanto de lo previsible creo que hacen mella en las parejas. Así mi nueva desemparejada friend trata de pasar los días como puede, padeciendo la lluvia y el frío sin su presencia. Y es que Silvia no puede borrar de un día para otro sus sentimientos hacia el que compartía su vida con ella, que, sin embargo, no dudó en saltar a otra casa y a otra cama para aliviar los sufrimientos de otra, más nueva, más desconocida y menos previsible.






Se consuela, ya sin lágrimas, junto a mí y el despliegue de sabores, aromas y colores que se reúnen en el Espacio Gourmet Experience de El Corte Inglés: el naranja brillante del salmón ahumado sobre un amarillento crep aderezado con una deliciosa salsa, la cremosa y blanca bechamel de unas riquísimas croquetas para dar paso a un jamón exquisito de rojo intenso y aroma indescriptible. Sonreímos y brindamos en plena ebullición de nuestros sentidos al servicio del buen comer y un futuro por descubrir. Los desengaños amorosos son dolorosos, terribles, pero siempre pasajeros. “Todo pasa”, dice siempre mi abuelita Flinn y quién sabe si esperan a mi amiga mejores y más sabrosas experiencias.




Hasta la tarde curioseé en La Casa del Libro, tocando portadas, abriendo páginas y adquiriendo un libro para mi nueva sobrina, sí que sé que acaba de nacer y tal, pero no pude evitar comprar un cuento que yo de pequeña adoraba y que ahora en la distancia veo lo trágico de la historia y su moralina, pero es que me encantaban sus ilustraciones y además hacer ballet desde que tengo recuerdos era mi sueño, algo que dejé hace relativamente poco tiempo.




En fin, con mi ejemplar de “Las zapatillas rojas” me dirigí al Mercado de San Miguel donde había quedado para comer con Alex, Inés y Jorge (todavía muy acaramelados, bien por ellos). Allí seguí con el derroche gastronómico y el buen ambiente, que os invito a descubrir. Os recomiendo que os recorráis cada rincón para encontrar lo que os apetece, que seguro que lo encontráis. El vino Albariño que nos acompañó y que nos hizo más ruidosos por momentos, puso la guinda.






Finalmente, arrastrados por mi amigo acabamos probando unos bombones deliciosos y un batido de chocolate riquísimo en un puesto que nos sorprende con un cartel que nos deja clavados: “Diseña tu propio muesli”. Muy cool, sí. Ya os he dicho que hay de todo, incluso una tienda en la que se usa el corcho de los vinos para hacer pendientes, pulseras, bolsos y un montón de objetos. Pasead y pasead, no queda otra …




Eran las ocho y media cuando con el tiempo justo aparecimos en el Vicente Calderón, el estadio que alberga a unas de las mejores aficiones del mundo según dicen. No es un día muy problemático ya que la cuenta es de un 5-0 a favor del Atlético de Madrid en la ida, así que mucho jaleo, mucho jaleo no hay, pero nuestro palco es acogedor y se calienta con nuestro aliento y un caldito que quita los males…




Y así transcurrió a fantastic day en la jungla de asfalto que ha acabado de cansarme y del que me necesito recuperar. El otoño se ha instalado, pero no en mí…






lunes, 15 de noviembre de 2010







Quién no ha querido ser el Pulpo Paul (snif, snif) y tener ocho brazos para poder lucir las pulseritas de goma de tantos colores y olores como podamos imaginar o las tejidas con colores que culminan en una cruz o incluso esas mismas mezcladas con cuentas.




La primera vez se las vi a una Shakira agitada al ritmo del Waka Waka y en la portada del disco “Sale el sol” con su “Loca”. Luego Sara Carbonero las mostró en sus working outfits a pie de césped. Muchas pensaron a ella le han traído suerte, ¿por qué a mí no me va a pasar igual???



Sí, estoy refiriéndome a las Silly Bandz que recrean todo tipo de formas con colores súper llamativos, pastel o con brillantina. Desde animales a objetos, decorarán nuestras muñecas con alegría si nos lo proponemos, teniendo en cuenta que podremos además tener entretenidos a nuestr@s hij@s, sobrin@s y niet@s pues han causado furor entre los más pequeños. Mi sobrino consigue adivinar su forma hasta a oscuras…. Os muestro unas muy originales que van dirigidas un poco más al público adulto, aunque poseo unas de brillantina que huelen a fresa verdaderamente increíbles….




También habréis pensado, y con mucha razón, en las pulseras decenario de Brasil y su vertiente algo más seria por su simbolismo, las pulseras misioneras que además de más caras llevan unas cuentas que las hacen, para mi gusto, un pelín más elegantes.




La cuestión es que de pronto me encuentro con que como mínimo se han de llevar cinco decenarios, como nuestra Carbonero, y me he juntado con un montón de pulseritas de goma… Ummm. Me parece que las que representan ardillas, caballitos de mar, ballenas y criaturas variadas son más para el verano por sus colores y tal, así que apostaré por los decenarios para este otoño-invierno qué sí me gustan con manga larga. En cuanto a que den más o menos suerte lo dejo a vuestra elección, yo me guié por lo que me pegaban y atraían más o menos.




Un recuerdo para el pobriño del Pulpo Paul, que ya no está entre nous, aunque yo le sigo en un juego para mi Ipod donde el octopus, donde quiera que esté, soluciona mis grandes dudas como “carne o pescado”, “sandía o melón”, “playa o montaña”… Os pido una sonrisa para él.

viernes, 12 de noviembre de 2010




De nuevo, me encuentro tirando del hilo de la unión de mis amigos en un marco incomparable de naturaleza y buen rollo. Sí, exceptuando las despedidas rápidas de tíos bohemios y los malditos reencuentros de novios de la infancia (ay, Sebas qué mal te lo montaste con Alex…)



Acabé el penúltimo post refiriéndome al redescubrimiento de una amistad. Así empezaré contando cómo nos volvimos a tropezar Ricky et moi.



Cuando vistes de Juanjo Oliva para la prefiesta de tu amiga, aunque sea de una colección pasada (Untitled de la temporada 2008-2009), es inevitable admirarte en cualquier objeto en el que se refleje tu imagen, vosotr@s también, confesaos… Entonces tuve la sensación de que alguien me observaba. Un chico moreno de pelo corto, con gafas de sol y de muy buen ver me recorría con la mirada desde su postura increíblemente sexy, apostado en una de las paredes.



Le devolví un golpe de vista y mi sonrisa, muy halagada, evocando en él a alguien conocido. Pero, ¿quién??? Se acercó a mí quitándose las gafas para mi deleite (oh, gracias odio jugar sin admirar los ojos del otro) y me preguntó si era yo, si era Milty.



- Sí. ¿Tú eres…???
- ¿No me recuerdas? Soy Ricky, el primo de Inés…



Eso. Ahí estaba Ricky más apuesto que cuando teníamos veinte años. Bueno, él cuatro menos. Pero era adorable, dulce y muy guapo. Los años le favorecían y la diferencia de edad entre ambos era invisible. Parte del verano lo disfrutábamos en la casa de campo que tenía Inés y lo pasábamos estupendamente, porque al final acabábamos siempre juntos hablando de todo un poco: sueños, estudios, música y amor. Ey, nunca hicimos nada, pero sí, lo pensé en su momento, sobre todo en los días lluviosos en que una cabaña que apestaba a pino estrechábamos lazos todavía más. No surgió y ya está, si bien es un recuerdo muy agradable rememorar el aroma de su sudadera que me prestaba para que no cogiera frío. Aissss.



Ahora estábamos allí y comprobamos con alegría que nuestros planes y sueños se iban cumpliendo. Yo trabajaba en algo que me encantaba con la ración extra de periodismo de incógnito y él era, por fin, piloto. Acababa de embarcarse en un proyecto en una aerolínea nueva, moderna pero en Argentina, teniendo que empezar de cero. Esa distancia jugaba a su favor me contaba, había puesto punto final a una relación de años y necesitaba escapar, resetear.



Una vez actualizados en lo concerniente al otro volvimos a no separarnos en todo el fin de semana como hiciéramos antaño. Oigo los primeros acordes de Teenage Dreams de la Perry y agradezco mentalmente como en los momentos previos a la ceremonia me apoyó desde la lejanía cuando Martín el pintor pinturero, estuvo intentando venderme humo otra vez. Ya no me apetecía, os confieso. Me siento con él en stand by. Necesitaba una pausa y me la he tomado… Ricky me vigilaba desde sus gafas de aviador y sus maneras de tío seguro. Si no hubiera estado creo que habría hecho lo mismo, pero así fue más fácil. Durante la ceremonia, el piloto se presentó a Martín correcorrequenollego y no se separó de mí en ningún momento.



Tras la unión celta, el bohemio, como siempre, se hizo niebla y empezó la fiesta. Mientras la música sonaba se desató el huracán Alex cuando vio como en el exterior de la palloza, en un pequeño valle, una pareja equivocada se refugiaba para hacerse arrumacos. Mi amigo engañado hizo acopio de paciencia y glamour, como todo un gentleman dijo bye, bye a su ex amore sin dar la nota y sin aguar la fiesta al resto. Sí que es verdad que cuando pusieron a la Carrá (no podía faltar, of course), se vino arriba y sacó todo el mal de su cuerpo. Cuando acabe el party, en su casa, tirará de Coti, y apostaría que oirá una y otra vez “Quiero ser mar” (Gatos y Palomas, 2007) o “Soledad” (Canciones para llevar, 2004) y cuando se encuentre mejor cantará a viva voz “Y ya no hay nada que hacer solo hay que mirar hacia otra parte buscar, en otro lugar algo que me haga olvidarte sin dejarlo todo atrás” de “Suéltame” (Gatos y Palomas, 2007). La catarsis de my friend culminará con un “Buenos Aires” (Gatos y Palomas, 2007) resonando en su equipo de música. Lo sé.

En fin, Ricky se portó como un amigo con Alex, quizá ayudado por su propio momento vital de vuelta a empezar. Juró hacer publicidad de Marimba, la línea de ropa de Moni (la de Burkina) y comentó los entresijos del golpe publicitario de una nueva compañía aérea con Lupe. Todos disfrutamos de su acompañamiento pero yo fui la que se llevó sus miradas dulces y sus confidencias al oído en un garito pegado a un río entre árboles muy verdes y frondosos al que solo tienen acceso los iniciados. Buena música, calorcito… La madre Tierra y el hombre se han unido para hacer un sitio para intimar, reír y confesarnos el cariño que un día sentimos y no declaramos, un amor adolescente y que nos dejó huella….

“Let´s go all the way tonight
No regrets, just love
We can dance, until we die
You and I, will be young forever

You make me
Feel like
I'm living a Teenage Dream
The way you turn me on
I can't sleep
Let's runaway
And don't ever look back
Don't ever look back

My heart stops
When you look at me
Just one touch
Now baby I believe
This is real
So take a chance
And don't ever look back
Don't ever look back”



KATE PERRY TEENAGE DREAM, 2010.

martes, 2 de noviembre de 2010




Otro Halloween ha llegado y me veo en la obligación de abordarlo en un tono distinto al que suelo usar, nada de dulzura y contemplaciones y mucho de suspense, tomando como punto de partida el párrafo que me plantearon en el Taller Literario Tsedi. Pasadlo de miedo con fantasmas de carne y hueso. ¡Feliz Día de Todos Los Santos!!! Marea alta Sin escrúpulos

“Nevó durante toda la tarde. Por fin paró un poco y salí a la calle. Pero no había forma de caminar sin dejar huellas. Me encontrarías. Entonces llegó ella, con su flamante coche rojo y oliendo a puta barata. Entró en tu casa por la puerta principal y yo aproveché las rodadas de su coche para alejarme. Puse cuidado en tapar la nariz con un pañuelo para que no cayeran las gotas de sangre sobre la nieve, pero ésta sería mi última visita de cortesía.” (Muchas gracias por generar ideas Tsedi).

Me dirigí a mi coche gris cubierto, en parte, por la nieve. Una vez en el interior, el teléfono móvil encendió la pantalla y el manos libres dejó paso a una voz aterciopelada:
- Señor Johnson, el Jefe de Seguridad no sabía dónde se encontraba. ¿Está bien, señor?
- Sí, Adelaida. Ahora voy, estoy tomando la autopista hacia el despacho, tranquila.
Suspiré y repasé mentalmente mis siguientes pasos mientras me introducía en el endiablado tráfico de la city.

Dos días después de nuestro encuentro, mi candidatura arrasaba en las primarias. La primera llamada que recibí me llenó más que cualquier otra. Fue un simple, contundente y significativo: "Todo ok, señor". Colgué y me giré sobre mí mismo para asomarme al Hudson. La vista era privilegiada, digna de un futuro Gobernador. A mí, Michael Johnson Jr. nada me impediría triunfar. El obstáculo había desaparecido.

El Inspector Farrell era nuevo en aquel destino. Arrastrado a la gran ciudad por amor, se enfrentaba a su primer caso. Un hombre sin apenas recursos vivía a todo tren y había decidido suicidarse. La impersonal nota de despedida no le convencía. ¿Quién quería desaparecer viviendo así? Además había cierto aroma de mujer que le despistaba. Sus sentidos se agudizaron cuando buscando entre las cosas personales del fallecido, encontraron una foto de él y un niño y, posiblemente, el mismo chico convertido en joven en su graduación en otra fotografía posterior. Su intuición pocas veces le fallaba.

Cloe Wilkins había decidido que su tesis se centraría en la personalidad del político Michael Johnson. Al contrario que los chicos de su edad, ella no estaba desencantada con el mundo de la política pues veía en este nuevo personaje el viento fresco que necesitaba su país. Al igual que para él, su infancia había sido difícil ya que su madre también había fallecido cuando ella era muy pequeña. Se sentía muy cercana a él. Había concertado una entrevista con su asistente y en unos días se conocerían. El fin de semana que comenzaba lo iba a dedicar a reconstruir la vida de aquel hombre que como tantos otros personajes públicos guardaba un halo de misterio no exento de cierto romanticismo. Encendió la televisión para disponerse a cenar y se quedó sin aliento. En un especial informativo destacaban la triste muerte del padre de Michael Johnson.

El funeral fue discreto e íntimo. El Inspector Farrell observaba desde la distancia al hijo desconsolado. El que su padre no tuviera fotos de él en zonas visibles de la casa, le resultaba raro. Ese golpe del destino, pensó, le granjearía todavía más admiradores.

El lunes después del entierro me cité con la estudiante universitaria Cloe Wilkins en la más absoluta intimidad en una exclusiva cafetería de Manhattan. Poco a poco cogimos confianza y los encuentros se hicieron menos serios y más románticos. Mi labia y detalles lograron conquistarla.

Un soleado dos de noviembre del año después de conocernos se celebró el enlace. Sólo unos pocos fueron testigos de la unión. En mis votos, dediqué unas palabras a mi padre añorando que no estuviera para sentirse feliz por su hijo. Cloe arrobada por mi ternura, recordó también la figura de su madre.

Seis meses después Cloe Wilkins echaría de menos aún más a su progenitora tras la primera paliza, inicio de las sucesivas, que durante un tiempo su esposo apagaría con pasión, lágrimas y arrepentimiento.

- “Eres una puta, como lo fue mi madre. Todas sois iguales”. Aquella frase resonaba en mi cabeza cada vez con más fuerza. Cuando perdía el control, acababa llamándola por el nombre de mi madre, Candance.

Cloe estaba tan hundida que no sabía a quién recurrir. En un primer momento intentó comprenderle y buscó en el despacho cerrado siempre bajo llave algo que le encadenara al pasado, que le hiciera ser así. Sin embargo, encontró una dirección de Brasil y un teléfono. Investigando cada vez con más interés, descubrió que mensualmente su marido ingresaba una suma considerable de dinero a nombre de Susan F. Se sintió traicionada. Michael estaba muy relacionado y su aire santurrón desorientaba a sus detractores.

Una mañana el teléfono de Michael sonó sin que él estuviera cerca. Enseguida Cloe reconoció el número pues lo había memorizado: era Susan F. Temblando cogió el móvil y preguntó qué quién era. Al otro lado reconocieron su voz: ¿Eres Cloe? No cuelgues. Ten cuidado. Te hará desaparecer como a su padre. - Al otro lado sollozaron. - Habla con Farrell. Él no se venderá. - Sonaba angustiada y verdadera.

Se quedó helada. A pesar de las ya continuas palizas y las humillaciones no me veía capaz de aquello, hasta que enfadado entré en el despacho y al ver que estaba allí, rojo de ira, la golpeé con tal fuerza, que su sangre tiñó la pared cercana.

Durante meses, Cloe aguantó la imagen de pareja feliz mientras en mi ausencia investigaba. Una tarjeta del Inspector Farrell avivó en su memoria la recomendación de Susan. Memorizó el número, pero no podría hablar con nadie sin que yo lo supiera. Estaba aislada. Con paciencia, se ganó la amistad de un camarero que contactó con el Inspector.

Susan F. se había vendido por dinero, pero lejos de sentirse afortunada, se arrastraba por hoteles selectos que no estaban hechos para ella. No dudó en prestar declaración por la muerte de su amante, mi padre, a pesar de convertirse en cómplice.

Fui declarado culpable del asesinato de mi padre, de lesiones sobre mi esposa y de provocar el aborto del hijo de ambos.

Se supo que mi madre abandonó nuestro hogar para irse con un vendedor de coches de segunda mano a Las Vegas donde terminaría ejerciendo la prostitución. El secreto que el miserable de mi padre quería desvelar y que amenazaba mi imagen perfecta.













martes, 26 de octubre de 2010





¿No os ha pasado que cierta canción acompaña algunos de vuestros recuerdos durante mucho tiempo?
Si ya sois miltyadictos sabréis que a mí me pasa constantemente. Tengo que reconocer que la música llena mis silencios. Solo el sonido de las olas rompiendo en una playa podría ser comparable a lo que pueden desencadenar en mi interior unas notas acompasadas.

En la semana de la boda de mi amiga Inés, podría decir que los ritmos que sonaron y que acompañaron tan feliz acontecimiento me lo recordarán durante mucho tiempo. En esta fiesta de unión (o boda) no hubo vals para los novios sino lo último de Juan Luis Guerra y 4.40 ( “A son de Guerra”, Emi Music 2010), un bonito poema de amor llamado “Mi bendición” que tiene un acertado verso que cuenta “Tenerte, besarte, andar de la mano contigo. Mi cielo, mirarte, decirte un te quiero al oído. Yo te lo digo, qué bendición” y otras frases preciosas, pegajosillas pensarán algún@s, pero que en este contexto “casaban” genial… Además todo esto tiene su historia.
Inés y Jorge trabajan juntos en una Asesoría de prestigio y con solera, donde los empleados son recompensados por sus dueños con comidas, eventos deportivos y cursos de todo tipo para que los miembros de su comunidad se unan. Corría el invierno de hace unos dos años cuando se propusieron unas jornadas bailes de salón. Fue en esos días entre espejos, música y piruetas cuando los recién casados pasaron de ser unos casi desconocidos que habitaban la misma oficina, cuchicheaban en la misma máquina de café y poblaban el parking, a llevar el mismo ritmo y a sentir al otro en cada giro. Amig@s, si sabéis balancearos lo haréis mejor con canciones como “Bachata en Fokoua” (“Dile a la mañana que se acerca mi sueño que lo que se espera con paciencia se logra”) o las colaboraciones con Enrique Iglesias o Juanes, con sonidos igual de apetecibles. Os animo a que olvidéis prejuicios por pasados peces y cafés y probéis the last of JLG.

Y no puedo abandonar el evento del año, la boda de mi amiga Inés, a riesgo y a sabiendas de que penséis, qué pesadita con el bodorrio, pero es que realmente ha significado mucho para mí. A ver, en ese par de días conocí a ciertas personas y “desconocí” a otras. Sí, ya sé que el verbo desconocer con la acepción que le atribuyo en relación a perder la visión o el interés en una o varias personas que conocías y que te ofrecían algo distinto de lo que luego han sido, no existe… Pero creo que debería crearse. Pues bien, ese weekend, “desconocí” a Sebastián, el malagueño que se hizo pareja de Alex cuando estuvimos en Marbella y que eligió el genial acontecimiento para dejarle y montárselo con un camarero al que conocía de la más tierna infancia (a golpe de click, te enteras, si no te cuadra de quién es el oportuno de Sebas) y a… Martín… Tacháaaan. Seguro que más de un@ intuíais que iba a pasar, que el señor mevoyaNYCperovuelvoenseguida no volvería tan pronto y que es un artista que necesita su space y bla bla bla… En fin, que mi bohemio, sorry, el bohemio hizo acto de presencia en la boda y a la hora partió para París… Tenía tantas ganas de verme, según rezaba su último msn… Aisss, C´est la vie … En un par de semanas espera aterrizar en la capital de nuevo… pero yo ya estoy vacunada…

En este momento es cuando salto de nuevo a la música y brinco con Kate Perry y su temazo “Teenage dream” que me recuerda a Ricky, a quien conocí ya habréis deducido dónde y al que voy a dedicar el post siguiente, ya que la melodía de mi móvil me recuerda que tengo que irme a trabajar... See U soon¡¡¡

viernes, 15 de octubre de 2010



En la Revista me han pedido que despida la temporada veraniega con alguna noticia que me haya resultado curiosa y así nace este post que dedico a dos news que he conocido y que no me resisto a comentar.

Por un lado, la creación de lo que han bautizado como el Espejo mágico y que se presentó como propuesta del Instituto del Calzado y Conexos y que leo en el Suplemento de IFEMA de El Mundo del 23 de septiembre. Se trata de un probador virtual de zapatos que simularía en 3D cómo nos va un zapato. Aisss. Ni me lo planteo. En mi humilde opinión sería reducir la belleza, la plasticidad y todo lo que nos anuncia un zapato con su puesta. Una falda no sienta igual con unos Versace que con otros de mercadillo (reconoce, my darling, que es verdad, aunque nos gustaría que no fuera así). Notar cómo nuestra pierna se alarga cuando unas sandalias de Just Cavalli se abrazan a nuestro tobillo no es lo mismo… Pisar fuerte desde unos taconazos que no se romperán con cualquier movimiento nos hace más seguras… La vida misma, chic@s. Y no, no compraría on line unos bellos zapatos. Sorry, pero mis pies necesitan caricias, ya os conté mi relación con ellos (nadie me los toca, salvo que sea especial o me hagan unos masajes dignos de mención).

Y por último, desde la lejana China me llegan voces que me recuerdan la obsesión de sus féminas por conservar una piel blanca como la nieve, pero algún@s cruzan los límites: acudir a la playa con un pasamontañas se ha puesto de moda… Sí, yo también di un respingo. Glups, está visto que hay modas que incomodan y que todo el año es carnaval, que diría mi abuelita Flinn.

Cuando se comparten noticias como éstas, ya se puede pasar página.

HI, AUTUMN¡¡¡¡

miércoles, 13 de octubre de 2010




Llegó el momento y mis amigos se dieron el Sí, quiero. Nada podía ser mejor: la compañía ideal, el marco incomparable y un vestido que generó el orgullo de la madre la novia (algo muy difícil y raro para qué os voy a engañar), los suspiros de las asistentes y la mirada amorosa de su futuro marido.

Como ya os conté, la encargada del crear una imagen que todos recordaremos fue la amiga de mi madre, del Atelier de Lelela. Una mujer dedicada a hacer de tan importantes ocasiones, recuerdos imborrables. Mi madre cuenta con que algún día sea ella la que me haga sentir especial, leyendo como soy y logrando que no me sienta disfrazada sino feliz y en una segunda piel. El color precioso, el aire romántico pero moderno a la vez y una tela que parecía haber sido tejida por “un taller de ángeles amorosos”. Esta última observación proviene de la ya famosa madre de la novia, que puede elevar a niveles insospechados la dulzura de la caída de una prenda… En fin, Inés, mi amiga casadera, ha salido a su padre, menos mal… Juzgaz vosotr@s mism@s.

En cualquier caso, ha sido toda una experiencia ser los íntimos de la novia y ayudar en todo aquello que estaba a nuestro alcance. Hemos tenido momentos muy tensos, otros divertidos y algunos que no olvidaremos jamás, como cuando la vimos vestida de novia, tan radiante, tan feliz… y luciendo un alfiler de su tatarabuela que nunca pensó Inés que su madre depositaría en ella, tan sosa, tan tímida que la dice que va siempre a su hija.

Os dejo con el saludo celta con que los novios unieron sus vidas y agradecieron nuestra presencia y amistad. Resulta mágico, ¿no os parece?

Que el camino salga a tu encuentro.
Que el viento siempre esté detrás de ti
y la lluvia caiga suave sobre tus campos.

Y hasta que nos volvamos a encontrar,
que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano.
y que siempre quieras vivir plenamente.
Que vivas por el tiempo que tú quieras,

Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron,
pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron.
Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos,
pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles.

Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron,
pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día.

Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.

Que nunca caiga el techo encima de ti
y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan.

Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío,
una luna llena en una noche oscura,
y que el camino siempre se abra a tu puerta.

Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte.

Que el Señor te guarde en su mano,
y no apriete mucho su puño.

Que tus vecinos te respeten,
los problemas te abandonen,
los ángeles te protejan,
y el cielo te acoja.

Y que la fortuna de las colinas Celtas
te abrace.

Que las bendiciones de San Patricio
te contemplen.

Que tus bolsillos estén pesados
y tu corazón ligero.


Que la buena suerte te persiga,
y cada día y cada noche tengas
muros contra el viento, un techo
para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para que te consuelen aquellos
a quienes amas,
y que se colme tu corazón
con todo lo que desees.

Que Dios esté contigo y te bendiga,
que veas a los hijos de tus hijos,

que el infortunio te sea breve
y te deje rico en bendiciones.

Que no conozcas nada más que la felicidad,
desde este día en adelante.

Que Dios te conceda muchos años de vida, de seguro
Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.

Que el camino salga a tu encuentro.
Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga
suave sobre tus campos ...
...así sea cada año y para siempre!

domingo, 10 de octubre de 2010



He estado un par de semanas ausente y en este tiempo muchas cosas han cambiado y he vivido otras muchas.

Mi sobrina Carla ha llegado y se ha situado como un miembro más de los Flinn, haciendo que nos deshagamos con sus sonrisas y su carita de ojos grandes y nariz pequeñita. La recién llegada tiene ocupada a mi hermana todo el día, si bien su tranquilidad y su buen comer y dormir está favoreciendo que Marta se recupere cada día más. Todos estamos como locos con ella ¡Bienvenida al mundo, darling!

Por otro lado, el otoño ya ha llegado y con él la lluvia, el fresco y la ropa de entretiempo, que es bastante incómoda porque nunca sabes si con tu cazadora vaquera, tu chaqueta o tu trench tendrás suficiente.

El día 21 acudí a la Madrid Fashion Week primavera verano 2011 y esta vez debo confesar que el cibelespacio no me convenció tanto como en la anterior. En esta ocasión, lo mejor fueron los profesionales del stand de GHD, la marca de planchas que demostraron cuanto partido podemos sacar a nuestro pelo con un poco de práctica e imaginación. Resultó un gustazo escuchar al presentador y a los dos peluqueros que amablemente nos mostraron las tendencias y desterraron falsedades en torno a este aparato that I love: que sólo sirven para lograr un look liso o que si aprietas más fuerte el efecto es superior…

El cibelespacio presentaba muchas oportunidades para hacerte fotos en stands de Cosmopolitan, Elle, Marie Claire, Woman… Incluso un tenían un espacio nuestras queridas Nancys de Famosa donde como una muñeca azafata se podía posar.

El Showroom, como siempre mostraba valores a tener en cuenta tanto en tema complementos como prendas. Me encantaron por su variedad, colorido y originalidad. Drapeados que me han vuelto loca y que le consolidan como uno de los (mis) grandes.

Hannibal Laguna volvió a emocionarme con su glamour, sofisticación y colores increíbles, ponibles y, a la vez, espectaculares.

Mucho vestido mono, mucha gente trendy y celebs. Sigue teniendo espíritu el evento cibelino, si bien, me decepcionó el trato frío e incluso arrogante de algunos patrocinadores… Sorry, pero así me sentí. Espero que para la próxima, además de en el Kissing Room, el buen ambiente sea festivo tanto para famosos como para no famosos o no muy enterados. Que así sea.

miércoles, 22 de septiembre de 2010




Ana, mi compañera en la Revista es una persona muy positiva, risueña y divertida. Hoy cuando cruzó el umbral de la puerta, sin embargo, saludó distante y su sonrisa se evaporó en segudos. Su cara normalmente muy expresiva no reflejaba nada, parecía estar en otro sitio, con otra gente.

Volvimos a cruzarnos y seguía en una especie de estado catatónico cuya razón me desveló con una imagen tomada desde su móvil: un niño vestido como un hombrecito con un uniforme bajo un baby a rayas azules y blancas cuyos grandes ojos escudriñaban a su madre, reflejando expectación ante lo nuevo, temor por lo desconocido, apego a quien en los últimos tres años ha velado por él.

Ya no está en una guardería sino en el colegio y su madre siente que le pierde un poquito, que la vida de su hijo ya girará más allá de su mundo, en otras paredes, bajo otros cielos, en otras manos.

El niño se acostumbra a los cambios y parece cada día hacerse más fuerte a los ojos de su progenitora cuyo corazón vive en una montaña rusa: tantos niños, tantos padres, tantos ruidos resultan, a veces, demasiado.

Luego se enfrenta al asunto del comedor… Su nene aunque está muy sano no tiene mucho apetito y ahora el dejar la guardería parece acrecentar su mala relación con ciertos alimentos, así que desde el principio se une al grupo de niños que se quedan a comer en una sala que Ana nunca había visto más allá de “Prision Break” (sí, esa serie carcelaria, desde luego guardando las distancias claro) donde rayas azules y blancas la inundan con risas, gritos, llantos y comen y beben en brillantes bandejas de aluminio.

Su pequeño espera pacientemente a que su profesora le ayude un poquito en tan difícil momento. Resulta sorprendente cómo se deja guiar por alguien que acaba de conocer. Somos tan confiados en la infancia que resultamos frágiles como el cristal y moldeables como el barro.

Su madre, mi compañera Ana, desea abrazarle y prometerle que siempre la vida será así: rodeado de gente que le aprecia, que lucharía por él. Retendría su cuerpecito entre sus brazos impregnándole toda su energía, absorbiéndole todos sus miedos y los de ella que seguro que son más y frenar los más que probables desencantos…

El niño cuenta que sólo llora en el comedor. El órgano distribuidor de la sangre de su madre bombea como loco orgulloso de su pequeño gran hombre, que se enfrenta a lo novedoso sin más. Ahora está con su mamá. Nada importa ya… Hasta mañana.

Miles de padres se han enfrentado a la incorporación de sus hijos a la sociedad del futuro, tomando decisiones que afectarán a su porvenir y que acertadas o no son las que seguro que interiormente juzgaron como las mejores.

GO PAPIS¡¡¡¡¡

sábado, 18 de septiembre de 2010






Comienzan los preparativos del gran día y estamos emocionad@s esperando el momento de ponernos a tono con lo especial de la fiesta. No se hace esperar.

Las peluqueras y maquilladoras han llegado. Se presentan con unos vestidos de flores, casi uniformadas cual ejército de la belleza, y pertrechadas de maletines con ruedas donde atesoran los instrumentos que desencadenarán la melodía en la novia y sus amigas.

Pronto la consigna es que la novia es lo primero. Así que, las demás iremos después. La habitación se convierte en un hormiguero ruidoso entre secadores y voces de mujeres que atareadas han sincronizado sus relojes para que nada falle.

Inés nos busca con la mirada. Se siente fuera de su hábitat, tanta gente pendiente de ella la está agobiando. Lo sé. Ahora nos toca a nosotros como militares especializados iniciar maniobras para dar una tila a nuestra amiga y guiñarla un ojo en señal de complicidad.

Entonces irrumpe la madre de la novia. Se masca la tragedia. El equipo embellecedor, avisado, enmudece y sólo se escucha el sonido que procede de los pequeños electrodomésticos que emiten aire caliente, del pincel sobre las cejas y el cepillo redondo que acaricia nuestro pelo.
Pero no, ni mala cara ni gesto serio. La madre de Inés sonríe y lanza un beso al aire a su hija, depositando una cajita preciosa delante de sus ojos y abandonando la suite visiblemente emocionada.

Mi amiga observa lo que dejó su madre y las lágrimas brotan sin aviso. Inés llorando… de alegría. Sonríe mientras libera el regalo….

Os seguiré informando porque aparece la modista del Atelier de Lelela, amiga de mi madre que ha creado y elaborado el vestido de la novia y que derrocha energía, simpatía y buen hacer a cada paso y me reclama para algo en especial. Os seguiré informando, pues por fin el día de la boda de una de mis mejores amigas ha llegado y en la cabaña hay internet, pero no mucho tiempo entre besos y abrazos …

Os dejo… Qué nervios¡¡¡

viernes, 17 de septiembre de 2010


Nos hemos instalado en el cuartel general situado en el norte de España, y en este momento puedo describiros cómo será la boda tan esperada de una de mis mejores amigas, con la que comparto tantas cosas que incluso si tuviera un partner, podría ser mi boda ….

Todos nuestros amigos han venido, incluso Mónica con su chico desde Burkina, super cambiada, más viva, más crecida y muy colorida también, pues su tono de piel ya bastante bronceado, ha adquirido un tono dorado que con sus rizos negros la hace exótica y adorable como es ella. Fue emocionante el reencuentro y me temo que la despedida va a resultar difícil.

También fue muy agradable coincidir de nuevo con Jaime, el amigo de Inés que conocí en Marbella (os recomiendo que si no os acordáis, a golpe de click os pongáis al día). Estaba guapísimo, he de reconocerlo y me he sentido un poco tocada al verle. Me llamó un par de veces y sin excusa, he de también admitir, no fui clara en mis respuestas sobre quedar y vernos en algún viaje exprés.

Sí, como habréis adivinado, soy así de previsible, la culpa la tiene alguien que volvió de cruzar el charco con nuevas ideas, aroma a bohemio y una imagen fresca, de más aventurero y peligroso que nunca… Martín, Martín … Seguimos sin precisar nada de nada, buscándonos a cada paso, al menos por mi parte, pero con mucho miedo de quitarle el aire al otro y que alguno huya despavorido. Todavía no ha llegado, ya os he contado que es el último en aparecer, así que ya llegará mi momento para hiperventilar…. Como si lo viera, yo vestida de Juanjo Oliva, de color …. No pienso desvelar nada más hasta que mi amiga, la importante, la que es dueña de estos días, nos impacte con el suyo…. Es FANTÁSTICO… Me encanta, ya lo veréis…

En fin, que me he instalado en una cabaña preciosa junto a Lupe que comunica por una floreada terraza con la de Alex que a su vez, comparte jardín de nenúfares con el clan Flinn. Mi embarazadísima hermana que se queja de sus hinchadas extremidades está radiante con su traje… Stop, nada de modelitos hasta que mi amiga bla, bla, bla…

Como ya os conté se casarán en tierras celtas rodeados de bosques, pallozas y … una escuela de pesca. Si me asomo puedo ver una parte del río en la que cada año un grupo de colegiales hace lo que puede por adquirir técnica en el arte de “sacar o tratar de sacar peces y otros animales que puedan ser útiles al hombre”. Esta definición que he tomado del Diccionario de la Real Academia de la Lengua, me resulta totalmente decisiva ya que alude a sacar (grupo de afortunados) y ese tratar de sacar (entre los que se encuentra mi padre que siempre se ha quejado de lo mismo: cuando ha salido de pesca, lo único que ha pescado es una muy buena pulmonía).

Tengo que acudir a la llamada de la amistad y actuar como una correcta dama de honor, filtrando visitas en la cabaña de los futuros honeymoon y recibiendo a quienes se van acercando a este pequeño paraíso.

Continuará …

miércoles, 15 de septiembre de 2010



Hoy sigue haciendo un calor insoportable en la capital. A pesar de que ya va anocheciendo antes y los rayos de sol son más débiles, la sensación de ahogo y sopor agota a la mamá de mi futura sobrina, es decir, a Marta Flinn, my sister.

Quedan unas semanas para que en nuestras vidas aparezca una pequeña que nos cambiará a todos, pues como siempre, en el seno de los Flinn, lo que hace uno afecta a los demás. De este modo, mi hermana, que tendrá a Carla en España ha venido para quedarse unos meses.

Mi madre está revolucionada, tenía tanta ilusión porque otra niña naciera que se ha vuelto loca y ya ha realizado múltiples labores para ella: baberos, picos, arrullos… Sí, amig@s, tengo un dominio de la jerga materna que algún día espero que pueda usar porque me está llenando las neuronas, esas que según me cuenta mi hermana, entre apenada y sorprendida, que parecen haberse extinguido en algún momento de los últimos meses: no duerme, es incapaz de leer (algo extrañísimo pues se bebe los libros como yo), está un pelín borde y, en definitiva, siente que su concentración no va más allá de qué me apetece comer ahora o qué más necesitará mi nena….

Además ahora le ha dado por pensar que es una privilegiada. Si estuviera en otra época o incluso en otro punto de la geografía mundial, quizá ni ella ni su niña llegaran a superarlo. Ya sabe que posiblemente no sea un parto natural y que tendrán que practicarle una cesárea, de modo que no sólo ha de estar agradecida a la vida por la suerte que tiene por poder tener hijos (para ella y creo que para mí también, el día que me toque, sería un drama personal no poder ser mamá) ha de sentirse afortunada porque la ciencia pueda auxiliarla. Según sus cálculos, su familia sería historia. Además es muy probable que no pueda tener una tercera cesárea con lo cuál el clan de los Flinn se tendrá que quedar en dos hijos ….

En fin, sé que todos estos sentimientos se los provoca su próxima maternidad, el cambio en su vida, el empezar de nuevo en aquellas costumbres que ya estaban olvidadas…. Tirar de genética para que su cuerpo no se quede desfasado tras dos embarazos… Huelo el miedo de mi hermana a tantos giros en su existencia desde que se despierta por la mañana y vive pendiente de su hijo y de su marido y percibe su mundo desde una perspectiva que a muchos puede sonar a reducida y que, sin embargo, ha ampliado todos sus sentidos hasta que siente que tiene el corazón abierto, muy abierto a los que quiere y que si en cualquier momento su mundo se trastocara, su órgano vital frenaría en seco, sin aire, agotado…

Espero que todo vuelva a su ser una vez que mi sobri nazca y que los miedos desaparezcan para dejar paso como con su otro peque a más sensaciones y a más experiencias que sé que han hecho crecer a mi hermana aunque, a veces, sus decisiones no sean compartidas por los demás, ni siquiera por mí, su otro yo … Ya tendrás hijos, me avisó un día. Eso espero, eso espero. Si bien necesito encontrar a alguien muy especial primero, alguien con quien compartir algo tan grande… Todo se andará, que dice mi madre.

domingo, 12 de septiembre de 2010


Cuatro. A las diez de la noche, Ángel, Martina y los medios esperaban con impaciencia conocer quién acompañaría a la única escudería española en el campeonato mundial. Marcos Gluck tomó aire. Fue difícil, pero entendió que sería lo más acertado. Las presiones de Diego Márquez por elegir al chico le afectaron mucho, si bien el sentimiento de ser un obstáculo para la felicidad de alguien parecía insoportable.

jueves, 9 de septiembre de 2010


Tres. En el segundo día de pruebas y de la toma de decisión, Marcos entendiendo que en cuanto a conocimientos estaban a la par, buscó que mostraran sus reacciones frente a situaciones que podrían aparecer en su futuro trabajo.

Mientras los candidatos aplicaban sus propias teorías, Gluck y Márquez, se reunieron y se encontraron en desacuerdo. Nunca durante la historia de su amistad les había ocurrido aquello. Para el dueño de la prestigiosa cadena de talleres, Martina tenía derecho a todo y para el propietario de la escudería, el chico era la imagen que precisaban en sus filas: varonil y seguro de sí mismo. El concurso era un fraude.

Martina y Ángel entregaron sus supuestos prácticos y tras su examen, Marcos habló con los dos y les planteó sus dudas al respecto. Resultó ser una conversación de lo más reveladora: ambos eran luchadores natos y deseaban aquel puesto.

La pregunta clave que Marcos Gluck más apreció fue la descripción del sentimiento al conducir una moto. En la visión de Martina se reconoció: la búsqueda de la brisa acariciando su cara, sus brazos, su cuerpo. Los rayos del sol penetrando a través de la visera del casco y la libertad que aportaba a su vida.

¿Estaría el mundo preparado para esa chica? Y lo que era más importante, ¿y el mundo empresarial? De la decisión de Gluck dependería el futuro de Martina. Estaba en sus manos.

martes, 7 de septiembre de 2010


Dos. El lunes temprano, Marcos se preparó para recibir a los candidatos. Su secretaria Elvira el viernes le pasó los currículos, pero no había tenido tiempo hasta esa misma mañana para echarles un vistazo. Ángel y Martina. Debe de ser un error, pensó. Ángel y Martín, se dijo. Todavía no había iniciado su lectura cuando entraban en su despacho un chico y una chica.
¿Cómo es posible que alguien traiga a su novia a una entrevista?¿Cómo es posible que el otro candidato todavía no haya llegado? -se preguntaba Marcos. ¡Qué poco serios!


- Sr. Gluck. Aquí están: Ángel y Martina.
- Bien, Elvira, cuando llegue el otro candidato le hace pasar, por favor.
-¿Cómo dice? -preguntó extrañada su secretaria.
- Yo soy el otro candidato, señor -afirmó a media voz la chica mientras el joven la observaba casi con desprecio.
- Sí, señor Gluck, ella es la del currículum -le indicó Elvira señalándole la foto que encabezaba uno de los documentos.


Reponiéndose de la sorpresa, Marcos Gluck, dio la mano a ambos y los dirigió por la empresa en una visita rápida por las oficinas hasta los talleres, situados en la parte baja del edificio de tres plantas. Tras escuchar casi en trance la historia de la empresa que era líder en su sector, se dirigieron a los vestuarios por turnos, pues al no haber mujeres en la plantilla no disponían de vestuarios separados.


Ataviados con monos de trabajo, Ángel y Martina con expresión concentrada pasarían la tarde justificando los conocimientos que habían acreditado. A Marcos Gluck le bastaba con ver cómo cogían las piezas para saber si eran dignos de ellas o no. Los primeros ejercicios los pasaron casi a la par, si bien, Marcos tuvo que reconocer que Martina actuaba con una casi imperceptible pero mayor precisión que el chico. Movía sus manos finas con rapidez y destreza. Desde luego que tenía mucha habilidad. Pasaron la tarde montando y desmotando piezas complicadas y motores y aplicando colores y barnices de gran calidad.


Ángel se sabía vencedor. Ya le habían comentado que la chica era pura publicidad, pero lo cierto es que no sabía que iba a ser tan buena. El dueño de la empresa parecía igual de impresionado que él y es que Martina era una mujer con muchos recursos.


El señor Gluck observaba con atención la actuación de ambos y aunque albergaba dudas al principio, veía que la joven se desenvolvía perfectamente. Tenía madera. Él lo supo cuando manejaba aquel motor como si fuera una de sus extremidades. Fue entonces cuando recibió la llamada que le agrió el día, le enfureció y ennegreció sus pensamientos: los organizadores le pedían que cogiera al chico. Martina era el objetivo de los medios. Estaban jugando con él y con las ilusiones de ella. Por primera vez en su vida, a pesar de todo lo que había pasado, sintió que la vida era injusta. Tuvo la corazonada de que aquella chica tendría que rehacerse como él había hecho en tantas ocasiones.


Cuando realizaron las pruebas, el propio Gluck debía dar su visto bueno a los ejercicios. Se trataba de fichar al mejor. Cenaron y volverían a verse al día siguiente.


Marcos Gluck esa noche se planteó observando a su esposa Isabel si la veía tan persona como a él mismo. Si más allá de considerar que era la mujer que amaba, veía a alguien inferior a él. La sonrisa de su esposa con los ojos cerrados le dio la respuesta: no eran iguales. Para él ella era un ser superior y especial. Dejaría su vida en sus manos. Este pensamiento le acunó durante la noche.

lunes, 6 de septiembre de 2010




Que todos somos iguales es discutible. Cada persona es como es. No sólo es cierto aquello de que cada uno somos de su padre y de su madre, sino que aún siendo de padres iguales, somos muy diferentes. Por ejemplo, mi hermana y yo somos el día y la noche, el yin y el yang, aunque es muy real también, siendo justa, que compartinos bastante de los Flinn.

Lo que busco con todo esto es resaltar que la diversidad es genial. Ser distintos es necesario. Cuando nos referimos a hombres y mujeres, mi humilde opinión es que no somos tampoco exactos. Y menos mal…., por cierto.

Sin embargo, estoy convencida de que en cuanto a nuestras metas y nuestros sueños somos idénticos. Luchamos por lo que queremos con todas nuestras fuerzas.

Hoy que mis Directores me piden que hable de la igualdad entre hombres y mujeres, os presento la siguiente historia que quizá se desarrolle todos los días en algún lugar de nuestro mundo: personas más allá de simples varones o hembras, que pelean por un hueco, que se apasionan por lo que hacen… Va por ellos. Adelante.

Marea alta. Sueños en lucha.

Uno Marcos Gluck había levantado su empresa de la nada. Sus padres volvieron a España cuando él tenía 15 años y su familia nada en los bolsillos. Aprendió el oficio del desguace en la calle, con su padre y su hermano, mientras su madre se quedaba en casa cocinando y arreglando el pequeño hogar.

Comenzó a interesarse por las motos desde antes de que tuviera uso de razón ya que veía dos ruedas y sus ojos se perdían detrás. Su padre le había fabricado un patinete sobre el que soñaba con la velocidad, con el viento golpeando en su cara. Imaginaba que estaba en una moto. Sabía que algún día conseguiría una.

Lo tenía tan claro que guardaba aquel primer pensamiento junto con otros importantes: la primera vez que montó en una moto, la primera moto que se compró, cuando vio a Isabel por vez primera y la última vez que abrazó a sus padres y hermano. El cerebro le obligaba a guardar solo ciertos recuerdos: los buenos. El accidente que le privó de una infancia en el seno de una familia, se escondía en lo más recóndito de su alma.

El teléfono le despertó de su letargo. La luz del altavoz se iluminó y con presionar una tecla la voz de su secretaria anunció la llegada de su entrañable amigo Márquez. Junto a su mujer Isabel, era lo que más apreciaba en el mundo. Las casualidades hicieron que ambos apasionados del motor coincidieran y entablaran amistad, aunque provenían de lugares tan radicalmente distintos que todavía se preguntaban cómo “lo suyo” había durado.

Marcos, sin dinero y sin familia, hacía equilibrios para poder comer y acercarse al Jarama a que la velocidad sacudiera su corazón. Diego Márquez, sin embargo, se paseaba por los boxes con facilidad. Con diecisiete años todavía no sabía lo que era trabajar y tenía previsto estudiar Derecho, como su padre, aunque deseaba algún día pertenecer al mundo de las dos ruedas. Sin embargo, la casualidad, como variable que de nuevo acudía a su vida, hizo que coincidieran en el circuito del Jarama, Márquez para ver el espectáculo y Gluck para solicitar otro trabajo que le mantendría los domingos y del que disfrutaría. A Miguel Márquez, el tío de Diego, le cayó en gracia aquel jovencito que parecía desesperado pero que tenía cara de espabilado. Fue el único piloto que le permitió entrar, aunque, en realidad, no le dejó, sino que como iba con su sobrino pensó que era su amigo, si bien en el segundo golpe de vista apreció claramente las diferencias de clase. Desde entonces, los dos jóvenes no se separaron. Aprendieron juntos a amar las motos y a moverse en aquel mundo.



Con el tiempo, Marcos se hizo un nombre en la reparación de motos. Diego acabó Derecho, pero montó su propia escudería, la primera escudería española. Juntos durante unos años fueron un tándem perfecto: uno era la imagen y el otro realizaba el trabajo que adoraba. Cada uno formó su familia y al cabo de los años volaron por separado, pero sin lágrimas ni rencor puesto que cada uno se dedicó a lo que realmente quería. Sus firmes pasos les hicieron un hueco en la sociedad española.

Ahora volvían a unirse para la aventura de encontrar el mejor mecánico que se uniría a ellos en el campeonato del mundo. Tras un abrazo sentido, se pusieron al día.
- Diego, lo que me propones me gusta. Sangre fresca, es lo que ya voy necesitando.
- No digas que estás mayor que te saco dos años y me haces más viejo -rió.
- Mándame a los chicos que seleccionaste para tu concurso y veré qué puedo hacer. Tendrán que meterse en grasa hasta el cuello -bromeó.
- Ay, qué antiguo eres, Marcos. Te vas a sorprender. Pero sí, quiero que los exprimas. Necesito al mejor.
Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO