Ir al contenido principal

Entradas

Madrid Photo Fest 2019. Naturalmente fashion

Escribo con resaca de la buena, de esa que te trae imágenes y sensaciones que has vivido a lo largo del día. Una jornada de diez en la segunda edición de  Madrid Photofest. Ojalá pudiera clonarme: hubiera bloqueado mi otra vida por cuatro días con un Full Access.



Pero como hay que ser agradecido, diré que estuvo fabuloso. Que si en la anterior edición sentí que era un evento grande con ponentes que me aportaron valor, esta edición sigue por ahí hasta el infinito. Esta vez la moda y la naturaleza invadieron el Espacio Harley. Y la creatividad, la pasión y el sentimiento hacia la fotografía.

El vivir el Shooting de Eugenio Recuenco héroe* ha sido una experiencia. Que hay que hacer algo naturalmente fashion, ahí lo tuvimos.

*El afamado Outumuro iba a venir en vez del fotógrafo madrileño pero no pudo acudir y  no se lo pensó. 

Entre las nueve y las doce asistí a la creación en un plató de una puta selva. Siento las palabras, pero es cierto. Los cafés acompañaban a los celos de doble cara, …
Entradas recientes

Fotoperiodismo en vena: Canon y Manu Brabo

Vuelvo a las andadas y me dejo llevar a los conflictos a través de las magníficas fotos de Manu Brabo, nuestro spanish Pullitzer.

Gracias al encuentro de Canon con el fotoperiodismo, puedo escuchar una vez más a un Brabo más tranquilo, menos marciano.






Con la estupenda noticia de que está en ciernes un libro suyo nos muestra su trayectoria. Espectaculares encuadres, historias en imágenes, reflexiones propuestas desde su visor.



En pantalla grande emociona y persigue nuestras conciencias, os lo prometo. De factura dolorosa sus fotos transportan emociones y, aunque duelan, son brutalmente estéticas. Paisajes destruidos, atmósfera de conflicto y pasión por contar.

Vuelvo a pensar en que el fotoperiodismo debe tener larga vida. De su sanidad depende la cordura del resto.












Búscate un proyecto personal. Fantástico Recuenco

Cuando un trabajo está hecho con cariño, enamora y las fotografías de Eugenio Recuenco que recoge en la exposición "365 º" son puro amor.

El Centro de Arte Tomás y Valiente (CEART) nos presenta la exposición que recoge más de ocho años de un proyecto personal que enlaza empaquetadas en cajas, historias visuales, sobre moda, música, cine, protesta, autobiográficas, arte...

Espectaculares a los ojos y tan conceptuales como tú quieras. Personalmente, me dejé llevar por las texturas y colores de los vestidos de rojos y amarillos que ganan la partida frente a las paredes grises. Escenas que rebosan estilo y que juegan con los calendarios, las ventanas y las cajas.

Recuenco no es egoísta y nos informa de quienes han formado parte del colectivo humano que ha sacado adelante semejante ingeniería fotográfica sin photoshop ni artificios tecnológicos.

El día 24 de marzo finalizó y si no la has visto, seguramente puedas hacerlo en otros puntos del planeta. Si eres amante de la fotografí…

Qué bien tenerte a mi lado : )

En el día del Padre, Papá Flinn está en mi mente. Soy de esas hijas que miran a su padre orgullosas.
Recuerdo cuando iba trajeado y me despertaba su aroma a colonia de hombre.

Cuando era pequeña llegué a pensar en que tenía superpoderes. Estaba convencida de que su mirada podía congelar. La dosis de decepción si te tocaba podría dejarte helada.

Sin embargo, cuando Papá Flinn sonríe, lo hace con los ojos y despeja cualquier duda que el cosmos te haya planteado. Si necesitas creer en la gente, mi padre te dará la fe.

Ahora ya jubilado pasea su saber estar por las mesas de billar cosechando victorias y amistades. No me extraña.

Sigo mirándole sintiéndome feliz porque comparto ADN con alguien tan especial. Ese que siempre me dice que todo está en la mente.

Estoy segura de que de él me viene el interés por viajar, aprender y perderme tras un visor. Sí, me regaló mi primera cámara con doce años y jamás dejó de pagar rollos y revelados.

Espero que haya pasado un día estupendo y que se sienta…

Siente el flechazo: FLECHA Madrid 2019

Una vez más FLECHA volvió con febrero y me descubre el arte más cool y accesible. Esculturas, fotografías, collages y pinturas te harán pasear tus ojos deseando ser un mecenas adinerado para poder comprar todo lo que te apetece o poseer una pared donde dejar descansar aquello que no puedes dejar de mirar. 
Me dejo llevar de la mano de Eduardo Query con sus collages de paisajes de arena salpicados de rojo, verde o amarillo sobre papel de algodón. Si cierro los ojos escucho las olas de fondo. Mira, mira. 
En otro rincón de la Feria,  puedo sentir el frío de las montañas que me presentan los óleos de Calo Carratalá. Para perderse entre sus cumbres. El viento moverá tu pelo. Créeme.
Ahora quiero detenerme. Me gustaría enredarme en imágenes que me evoquen algo. Que me hagan pensar. Ouka Lele se ocupa de darme la dosis de realidad onírica que necesito. Sus escenas se abren camino delante de mí tan distintas y tan suyas como pueden serlo. Obligado respirar frente a su foto de una niña. 
Entonces…

Crónicas de Postales

Desde pequeña he atesorado postales, en forma de tarjetones del lugar donde veraneaba. A lo largo de los años, he ido guardando otras más creativas, pero todas me recuerdan momentos diversos y lugares   que me devuelven una sonrisa.

En el Espacio Fundación Telefónica escucho a Martín Caparrós, charlando sobre su libro Postales*, 40 fotografías acompañadas de textos del cronista argentino cuya voz narrando iguala la fuerza de sus letras. Me engancha desde que se moja diciendo que es lo que escribe y que pone mucho de sí mismo. Así me siento yo cuando busco mis palabras.


Nos embelesa con alguna lectura de su nuevo trabajo y confiesa que un día el sábado 19 de febrero hará 45 años que redactó un artículo con el que ya no dejaría de relatar aunque era un aspirante a fotógrafo.



Relatos sobre todo personales de lugares lejanos e imágenes distintas, de muy diferente tono. El volumen de Postales ya tiene hueco en mi estantería y a Martín Caparrós en mis inspiraciones. "Justificar cada pa…

Soñar despierto y volar: Hipnonautas

Nuestro cerebro es infinitamente más fantástico de lo que estamos dispuestos a admitir. Tuve la suerte de tener una coach en el trabajo que si me oyera, me diría: "Te lo dije: mira tu realidad. Depende de ti".

Visualiza, visualiza... Es algo que empecé a practicar hace tiempo y que me ha ido ayudando  en muchos momentos de la vida, de esos que no crees que vendrán pero que con esfuerzo suceden.

Todo este derroche de pensamientos se lo debo al espectáculo de hipnosis "Hipnonautas"* al que acudo en el Teatro Lara, que me devuelve esa sensación que a veces casi olvido de que todo depende de nosotros.

A la hora del vermut, el maestro de ceremonias es Jorge Astyaro, un tipo alto, bien parecido, que con su voz nos conduce durante algo más de dos horas atravesando fronteras entre lo real y lo imaginado. Fascinante e incomprensible a partes iguales.


Me confieso algo confundida porque sí me llegó pero por temor o pereza, no sé, no quise convertirme en hipnonauta de escenar…