Ir al contenido principal

Entradas

Adelante, mis valientes

Bien, bien y bien. La capital hace aguas. Llueve y desde mi nueva ubicación (ya os conté que me he mudado), veo cómo el agua suaviza el ambiente, refresca las calles y me hace removerme en el sofá.

No es un inconveniente para salir a pasear. Ni para ir en bici. Es H2O no ácido sulfúrico. Sin embargo, esta tarde me apetece quedarme y planificar, jugar a que el destino me ayuda y para más o menos mi cumpleaños pueda lanzarme a enseñar mis imágenes en algún punto kilométrico de Madrid.

Decidir qué incluir y qué no, es difícil. Elegir el hilo conductor de lo que quiero contar es también complicado. Pero señor@s, como dice Iwes Mendieta: "Se avecina tormenta. No cojas paraguas."

Si ya disfruté de mostrar mi Pinkfanzine, ese conjunto de palabras y fotos mías en papel, adelante con las fotos que me queman colgadas en paredes. Ooooooh, qué ganas.

Fantaseo con lo que mostrar ya. Reconozco que crear hype es un vicio. Espero que vengáis, cuando sea. Os voy contando.





Entradas recientes

Las letras en primavera no se mojan

Quedan exactamente 63 días (y 5 horas) para que arranque la primavera y aquí no llueve. Los termómetros se quedaron estancados en los números más bajos. La capital sigue ofreciendo cielos azules y noches estrelladas.

Si me seguís desde hace tiempo (vaya, hará en octubre 10 años que abro esta ventana) sabréis que el hecho de que las nubes arranquen me afecta. Me pone melancólica y provoca en mí lluvias de "y si ...". Un peligro añadido a los charcos, las manchas en la ropa y los paraguas malévolos que hay que sortear bajo el goteo.

Sin embargo, quiero que llueva. ¿Y por qué? Pues porque necesito escribir mi Artist Statement y si no  salto charcos, evito paraguas y me empapo la ropa, me temo que me costará un poquito más no salir a buscar rayos de sol que me acaricien y a no querer aventurarme en futuros "y si...".

Necesito declarar mis intenciones en un par de párrafos y cuesta. Reducirse es muyyyyy complicado, sobra decir que hasta injusto. Aunque es lo necesario.

Mudando piel de enero

Después de las campanadas me tocó mudanza y ya sabéis que dicen que trasladarse a una nueva casa es de las experiencias vitales más estresantes.

Sin embargo, últimamente mi mundo ya se ha agitado bastante desde el año pasado con hilos rojos atravesando océanos, tierras y mares, de esos que cuentan los japoneses que unen a unas personas con otras toda la vida.




Así que a mí lo de las mudanzas más bien me suena a ajuste de cuentas: sacar lo que no te vale o que no te debería acompañar el resto de tu vida. Sumas, además, recuerdos que vas encontrando y de los que no te acordabas pero que están ahí, esperando por ti.




Y ya está enero aquí, a tope de días y horas que desgastar. Me pongo en marcha y vuelvo a mirar hacia adelante. ¡Qué de posibilidades nos esperan! Leo lo que nos dijo Rimbaud y le doy la razón:
"¿Y si un trozo de madera descubre que es un violín?" Pues eso. Mucho que descubrir.

Love & Peace










Se buscan Unicornios para el 2019

Después de un 2018 digno de recordar, casi mágico, volver a estrenar agenda da muuuuuuucho vértigo. 
Os deseo días de mermelada, noches de dulce electricidad estática en las sábanas y madrugadas en las que soñar con lo que vendrá sea puro placer. 
Bye, bye 2018!
¡Hola 2019!


Eres versos

Madrid me vuelve a inspirar, a volver loca y a tirarme de la manga para que mire sus calles. Como bonito recordatorio de que, quienes cruzamos por los pasos de cebra, los que paseamos, a veces, mirando al suelo porque necesitamos reflexión, somos personas.

Aunque vayas deprisa y lo que te importa es llegar, disfruta, joder, despierta porque 1.100 versos se asoman.

¿Estás hart@ de horarios infames, de días que no sabes si estás complet@ o si algo de ti se quedó en alguno de los puntos en los que te dejaste ver? Relaja la marcha y al dictado de Boa Mistura y el Ayuntamiento de Madrid, renueva tu "ser"para poder "estar".

A mí me descubrieron al flow más flamenco de Rapsusklei. Ya por eso merece la pena fijarse. Os lo prometo.






Cuenta atrás

Los días y horas previas a las fiestas navideñas son horas hábiles para mi corazón, ese que, alguna vez, se quedó pillado malogrando una aurícula en algún sitio.

Mientras escribo esto, mi compañero de mesa en la cafetería en la que estoy comiendo, mueve una baraja bajo la mesa mientras observa en su ordenador un tutorial. Come como yo, mientras hace otra cosa.  Reconozco un administrador de horas en cuanto lo veo. Es un don. "La sarna con gusto no pica" me dice siempre mamá Flinn. Pase lo que pase, hay que buscar horas y minutos donde no los hay para hacer lo que te apetece hacer.

Me parece difícil cómo maneja las cartas, pero juraría que lleva tiempo entrenando. Está claro que si quieres ser el pu** amo en algo, no debes parar de hacerlo. No pares. No descanses. Algún día lo conseguirás. Practica. Practica. Practica.

En esto de echarle horas a las cosas, mi amigo Álex dice que conocer a alguien es como viajar. Lo que me recuerda a Maty Amaya, un argentino que salió de su ca…

Elige tus palabras

La Casa que cuida las palabras se abrió para mí. El robusto edificio que alberga la Real Academia de la Lengua con sus escaleras, vidrieras y esculturas me hicieron soñar. En la fría mañana de este lunes, se presentó  el "Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica".


Tomé asiento sobre la madera del salón de actos que está presidido por el curioso lema "Limpia, fija y da esplendor" en referencia a nuestro idioma. La luz entra por la vidrieras dedicadas a la Poesía y a la Elocuencia. Se iluminan todavía más para mis ojos, mis admirados Mara Torres y Álex Grijelmo. Junto a ellos, Soledad Puértolas y Mario Tascón. Cierro los ojos y los vuelvo abrir y todos siguen allí. Genial.




Escucho en qué consiste y para qué sirve el libro. Lo quiero. Lo necesito.

Me sorprende la cantidad de adolescentes que están presentes. La Torres que tiene muchas tablas, les hace partícipes de la importancia de escribir correctamente. De lo mucho que dice de uno mismo cua…