viernes, 28 de noviembre de 2014

Si adoro vivir en Madrid es porque siempre hay algo interesante que hacer. Esta vez el mundo de la fotografía me vuelve a atraer y me dispongo a disfrutar en el Matadero,  entorno vanguardista y de lo más cool de la capi, de la exposición Entrefotos, una muestra de 35 autores que este fin de semana se reúnen para contar el mundo desde sus muy diversas perspectivas. Muy apetecible para quienes como yo adoran perderse en una instantánea o coquetear con una cámara.



Además me rindo ante la sorprendente Rebecca Lebrón y sus imágenes bajo el agua, tan expresivas, de impactante cromatismo y explosión visual. Todo eso bajo el título “El ojo otrópico” un proyecto que me fascina. Os invito a que descubráis a esta artista en www.rebeccalebron.blogspot.com




Tenemos una cita  imprescindible para estos días de otoño con temperaturas de primavera. No me lo pienso perder.

Love & Peace



If I love living in Madrid is because there is always something interesting to do. This time the world of photography attract me again and I prepare to enjoy the slaughterhouse, cutting-edge environment and the coolest of the capi, Entrefotos exposure, a sample of 35 authors that this weekend gather to count the world from different perspectives. Very palatable for those who like me love lost in an instant or flirt with a camera.

Also I give to the stunning Rebecca Lebron and his images underwater, so expressive, shocking chromaticism and visual explosion. All this under the title  El ojo otrópico ("The otrópic eye") a project that fascinates me. I invite you to discover this artist www.rebeccalebron.blogspot.com


Essential event for these autumn days with spring temperatures. I think I would not lose.

Love & Peace


lunes, 24 de noviembre de 2014



Liberar es una palabra viva. A mí siempre me parece que al nombrar este verbo un animado grupo de mariposas o un montón de pañuelos predecesores de un conejo blanco habitante de una chistera van a salir a mi encuentro.

Plantilla retro de mago
freepik.es



Por ahí he leído que el que no te respondan ya es una respuesta.  Pero como digo, siempre prefiero liberar. Y entonces puede que lo que se abra sea la caja de Pandora y te den lo que no querías. Aunque no llegando al nivel de mi querido Gianmarco Pozzecco, ese entrenador italiano de basket que lo vive todo al límite y se rompe la camisa porque sí y se despeina y se enfada y se molesta y podría deshacer cualquier hielo con su mirada en una sala de prensa. Intenso. Genial. Único


La cuestión es que todo tiene su nombre, sus apellidos y sus circunstancias. Porque nadie ve las cosas del mismo modo y todavía el mundo puede sorprenderte, para bien o para mal, claro. Según lo veas…

Este verano os conté que estuve en un ático pegado a la playa (si no sabes de que hablo, asómate a mis letras de agosto) y allí me encontré entre libros de mitos y leyendas, de batallas, de muchos títulos en estanterías y de pronto, un ejemplar de El frío modifica la trayectoria de los peces, de Pierre Szalowski con una dedicatoria mágica dirigida a quien en ese momento se tropezaba con esa casa y con ese texto.



Me invitaba a que lo leyera y que dejara que entrara en mí, lector casual, su filosofía.  Y me dejé llevar por la teoría de los nudos según la que cuando se tira del ovillo, unas veces se deshace de golpe y otras se enreda en las cosas más simples de la vida.

Al final, no obstante, me quedo con el movimiento, con la acción que proclama Szalowski y como titula su primer capítulo, resumo así la vida a veces: “Montreal, en ningún sitio y en todas partes”. Con todo y con nada. En todo y en nada.

No sé hacer otra cosa. Creo que por eso me gusta tanto la serie Juego de Tronos donde nada y todo es posible. Aunque a alguien que no esperabas,  no le importe si te caes o te levantas.



Y acabo este post de lunes muy lunes, con una canción que me hace pensar dejar ir, en liberar.  Es de la banda Family of the year y acompaña a la película Boyhood, que por cierto, tengo ganas de ver.

Love & Peace

Unlocking is a living word. I always seem to name this verb a lively group of butterflies and lots of scarves predecessors inhabitant of a white rabbit out of a hat will come out to meet me.

That way I read that you do not respond as a response. But as I say, I always mean free. And then can it be to open Pandora's box and give you what you did not want. Although not reaching the level of my dear Gianmarco Pozzecco, the Italian coach basketball that live around the edge and the shirt is broken because yes and ruffles and angry and upset and could break any ice with her look in a room press. Intense. Great. The only one. 

The point is that everything has a name, their names and circumstances. Because nobody sees things the same way and still can surprise the world, for better or for worse, of course. As you see ...





This summer I told you I was on a hit to the beach attic (if you know what I mean, peek at my lyrics August) and there I found in books of myths and legends, battles, many titles on shelves and suddenly a copy of the cold alters the trajectory of the fish, Pierre Szalowski with a magic dedication addressed to who at the time was faced with this house and with that text.

I invited him to read and to let it enter me, casual reader, his philosophy. And I went with the knot theory according to which when pulling the ball, sometimes suddenly melts and others are entangled in the simplest things in life.

In the end, however, I prefer the movement with action that proclaims Szalowski as titles his first chapter, so I summarize my life sometimes, "Montreal, anywhere and everywhere". With everything and anything. In everything and anything.

I can not do otherwise. I think that's why I like both series Game of Thrones where anything and everything is possible. Even if someone does not mind if you fall or get up.



And I end this post Monday so Monday with a song that reminds me of release, to let go. It is the Family of the year band accompanies the film Boyhood, by the way, have wanted to see.


Love & Peace

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Pensando en qué escribir para mi articulito sobre moda de los martes, barajo diversos temas; paseo con los ojos bien abiertos y en algún momento algo me hace clic obligándome a coger la libreta y empezar. 

En la mayoría de los casos, es fácil y en otros, cuesta más. Las fotos se han convertido también en un pequeño dolor de cabeza que he tenido que superar haciéndome valer de mi propia imagen y armario para ilustrar mis palabras. Si bien lo que me mata aunque  cuando acierto siento que mis textos brillan, es titular.
Una buena negrita hará que te pongas a leer. En fin, que me mareo mucho con eso y la última vez, choqué con una palabra que me hizo fantasear y que me guardé para mi cosmos: alquimia.


oro

Me dejé llevar por el recuerdo de las historias que Papá Flinn siempre me contaba sobre quienes convertían el plomo en oro. El Diccionario de la RAE  alude a  “una transmutación maravillosa e increíble”. Si es así, si lo pensamos, todos podemos ser grandes alquimistas. Ciertas miradas y expresiones harán que abandonemos el plomo que nos hace más lentos, que nos paraliza en nuestro devenir y nos transformará en oro, en personas más felices y más fuertes. Y al contrario, también. Podremos hacer llegar lo mejor para alguien que quizá lo necesite.

El 9 de noviembre se cumplieron 25 años de la caída del muro de Berlín. Esa barrera física para hermanos, zanja de ideas y sentimientos.

la pared
From freepick.com

Tengo desde aquel año 1989 una piedra del Muro que me llegó de modo curioso, casi anecdótico y que me reservo porque es muy mío. No me lo toméis a mal.  Lo tengo guardado porque me llamó la atención que algo tan instaurado pudiera caer. Quizá eso es parte también de mi carácter. Creo que no hay nada definido. Todo puede transformarse. Ni yo misma en ocasiones me comprendo. Tiro muros y abrazo guijarros.

Hoy reflexiono. Quiero hacer alquimia. Al revés que con los muros, quiero construir. No destruir. Porque si dejo que me venza la mala onda que se extiende por el mundo, paro y me bajo.

Mientras escribo esto me he tragado las noticias y francamente, ellas casi me tragan a mí. Mañana me subo a mis tacones. Esta noche busco paz.


zapatos de tacón alto, los patrones de la moda modelo 02 - vector
From freepick.es

Love & Peace




Thinking about what to write for my little article about fashion on Tuesday, shuffle various topics; walk with your eyes open and eventually something makes me forcing me to take the book click and start. In most cases, it is easy and other costs more. The photos have also become a little headache I've had to overcome making me assert my own image and wardrobe to illustrate my words. While what kills me even when I feel that my writing skill shine, holds.


A good make bold that you get to read. Anyway, dizziness me a lot with that and the last time, collided with a word that made me fantasize and kept me for my cosmos: alchemy.

caldera

I got carried away by memories of the stories Flinn Dad always told me about who turned lead into gold. The RAE dictionary refers to "a wonderful and amazing transmutation." If so, if we think, we can all be great alchemists. Certain looks and expressions will lead us to abandon that makes us slower, which paralyzes us in our future and we turn into gold, in happier and stronger person. Conversely, too. We will be able to get the best for someone who might need it.

On November 9, the 25th anniversary of the fall of the Berlin Wall. This physical barrier brothers ditch ideas and feelings.

I have since that year 1989, a stone wall that came to me curious, almost anecdotal way and I reserve because it's mine. I do not take me wrong. What I have saved because I noticed that something so established could fall. Maybe that is also part of my character. I think there is nothing definite. Everything can be transformed. Even I sometimes understand me. Shot hug walls and pebbles.
Today I reflect. I want to do alchemy. In contrast to the walls, I want to build. Do not destroy. Because if you let it beat me the vibe that spans the world, and I under arrest.


Muro de Berlín
From freepick.es
As I write this I've swallowed the news and frankly, they almost swallowed me. Tomorrow I get on my heels. Tonight seek peace.


Love & Peace

floral abstracto del vector gráfico de fondo

domingo, 2 de noviembre de 2014

Hace tiempo leí a Chesterton  diciendo eso de que “Los cuentos superan a la realidad no porque nos digan que los dragones existan sino porque nos dicen que no pueden ser vencidos”. Le doy la importancia justa. Me gusta pero no me llega. Hay que hacer las cosas creyendo que se puede, aunque luego salgan por donde salgan. Ayer tuve la prueba. Me pongo en modo on y tiro directa hacia un autobús que parece quererse ir sin mí. Me fijo la meta y consigo llegar. Premio al conductor con una sonrisa y un “buff. He llegado”. Y él me sonríe a su vez y me contesta: No has llegado. Yo te he esperado” Touché.


Y es que hay que ver qué difícil nos ponemos todo. El otro día pensaba que nuestro cerebro tendría que ser como Spotify, exploras y si no te va, cambias. Por ejemplo, me propusieron escuchar a la banda Great Big World y dos canciones después tenía que dejarlo, demasiado sutiles, sugerentes y con un golpe de dedo me dejé envolver con el sonido de los hermanos de Echosmith. Me quedé con ellos porque en ese momento me iban bien, simplemente.


Eso habría que hacer, pasar página sin mirar atrás. Que algo no funciona, don´t worry, no somos perfectos. 


Por eso, os contaré que este viernes de Halloween tuve el honor, placer de acudir a Expocampus 2014 que en esta edición homenajeaba a Eduardo Punset. Veinte minutos de su intervención me regalaron una gran verdad:  "Life is a mistake". Toma...y se  cerraron con cuatro palabras mis días de trabajo desbordante, de ilusionesoportunidad (de todo tipo, lo juro), caídas al vacío heroicas, pero golpes al final  que no cambiaron nada o que lo transformaron todo. Así es la vida...WTF¡¡¡

Ey… como en Spotify… Stop. Os invito a balancearos al ritmo de Mamma didn´t rise no fool de Magic¡ (Don´t Kill the magic. Sony. 2014)


Love & Peace


Some time ago I read Chesterton saying that that "Tales outweigh reality not because they tell us that dragons exist but because they tell us that they can not be overcome." Give the importance. I like but I can not afford. You have to do things believing that you can, but then go out where. Yesterday I had the test. I put myself in direct mode and shot on a bus seems to love each go without me. I set the goal and get directions. Award for the driver with a smile and a "buff. I have come. "He smiles back at me and I answer: You have not arrived. I have waited for you "Touché.

And there you see how hard we get everything. The other day I was thinking that our brain would be like Spotify, explore and if you will not, change. For example, I was asked to hear the band Great Big World and two songs later had to leave, too subtle, evocative and with a flick of finger I let the sound wrap Brothers Echosmith. I stay with them because at that time I was going well, simply.

That would have to do to move on without looking back. That something is wrong, don't worry, we are not perfect. Try again or looking for something to fill you up more. 


This Friday Halloween I have the honor, pleasure of going to Expocampus 2014 which this year pays tribute to Eduardo Punset. Twenty minutes of his speech they give me a great truth: Life is a mistake and closed her my days of overflowing work, ilusionesoportunidad (of all kinds, I swear), drops the heroic empty but score at the end that does not change anything or transform everything.


Hey ... like Spotify ... Stop. I invite to move  with  Mamma didn't fool no rise  of Magic¡ (Don´t Kill the magic. Sony. 2014)



Love & Peace
Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO