sábado, 28 de noviembre de 2009

Hoy en la Redacción va todo más rápido de lo normal. Se aproximan las Navidades y una revista como la mía se empapa de su espíritu. En mi Departamento de Laboral, nos volvemos como los duendes de Papá Noel generando pagas para todo el personal. Además, váyase a saber por qué, tenemos que ocuparnos del ágape del año, de la madre de todas las fiestas.

Si no os lo he dicho ya, lo debéis saber: en esta Revista aparentar no es importante, es vital. Si hacemos una superfiesta sin interés no acudirán los personajes del año, no se nos prestaría atención. Buscamos que lo más elevado y lo más cercano se junten un día y se dejen mimar por nosotros. De ello dependerá mucho de lo que traiga el año siguiente.

Una vez aclarado ésto, os contaré que la crisis también nos ha tocado. El derroche se acabó y eso supone invitar a menos gente, conseguir que lo celebren con nosotros los indicados o los que estuvieron de nuestro lado. Aunque los Directores, Noemí y Daniel, lo tienen muy claro: el que venga lo recordará bien. El presupuesto está aprobado y parece que será un sitio diferente al de los años anteriores, ya que no irá tanta gente y no quedará vacío un auditorio mayor y porque las comparaciones son odiosas. Si hay menos no se notará.

Mis amigos como cada año, a pesar de todo, están invitados (!enchufad@s¡). Cuando hago las invitaciones a su nombre, el siguiente a Inés me deja sin aliento: Jaime Beltrán. ¿Ha vuelto?¿Cuándo?¿Inés y Lupe lo saben? Tengo que confesar que la amistad tan fuerte que tengo con mis amigas hace seis años sufrió una crisis. Sólo una vez llegué a pensar que nos perderíamos y fue ese verano. A estas alturas ya habréis imaginado que la culpa fue del tal Jaime.

Yo acababa de entrar en la Revista. Jaime llevaba un año pero ya apuntaba maneras: trabajaba mucho, negociaba bien y tenía un pico de oro y una imagen de triunfador que le funcionaba. Pasó ese verano de ser un comercial de publicidad a dirigir su propio Departamento con un equipo a su cargo. Durante las noches de calor, mis amigas Lupe, Inés y yo pasamos de ser hermanas a parecer desconocidas. Cuando todo se superó le declaramos un verdadero AEDS, es decir, un auténtico encantador de serpientes. Menos mal que Alex nos abrió los ojos.

Ahora se presentaba en nuestra fiesta sin avisar. Os dejo y llamo a tod@s.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe conmigo las páginas de mi libro blog. Write with me the pages of my Blog Book. Muchas gracias!! Thanks

Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO