Ir al contenido principal

Como empezó ... (XII)

Un móvil sonó y ambos miraron por si era el suyo, resultando ser el de Marta. “Muy oportuno “ se dijo. – Es el mío. - Era Amaro.

Ambos se miraron serios. Marta cortó la llamada pensando que no estaría cómoda si en ese momento hablaba con él .

- Si quieres hablamos ahora. Antes de que me líe y ya sea imposible que me encuentres.
- Pues te lo agradecería. Voy a dejar esto- indicó su bolso- Te cuento ahora- y evitó volver a cruzarse con los azules ojos de él.

Leo se dirigió cabizbajo hacia su despacho. Se alegró de que su Secretaria todavía no hubiese llegado. Se temía que su puesto era cuestión de horas. La veía convencida. Ya había dejado que las cosas fluyeran, pero no había servido de nada. Había pasado el fin de semana con una chica encantadora, y seguía pensando en ella. Se preguntaba si sabía el efecto que provocaba en él. Contempló desde la ventana de su despacho las nubes que se avecinaban. El día se había empezado a poner gris como su humor. Todo lo que estaba a su alcance lo conseguía, incluso mujeres, pero ella…


Se le estaba escapando de las manos. No se le pasó por la imaginación que al final eso pudiera pasar.

Cuando entró por la puerta, decidió elegir como estrategia intentar ponérselo lo más difícil posible. Profesionalmente, quería estar rodeado de los mejores y, sentimentalmente, ya se empezaba a notar vacío. Lo intentó todo, pero nada lo había apaciguado.

-Bueno, Leo. Como te decía ....- él la pidió que se sentara, elevando los ojos azules con tonos, que a Marta ,se le antojaron grises. Con la camiseta del mismo color que ahora llevaba, le dio la impresión de no estar hablando algo tan serio. Él estaba en tensión. Se lo podía notar. Su cuello ancho y fuerte, parecía tan tensionado como su parte superior, según se adivinaba.

Estaba tan perdida, que no sabía cómo afrontar el tema, aunque la pareció que era la mejor salida, ya que se quedaba bloqueada por momentos. No le podía tener por más tiempo delante. Con Amaro todo iría bien. Estaba ilusionada y Leo parecía haber encontrado la horma de su zapato. No le veía tan deseable desde hacía mucho tiempo. Su expresión era fría, una actitud que tomaba cuando trabajaba, mostrándose, en este momento, igual de receptivo. Sin embargo, sus manos anchas jugueteando con un lápiz rebelaban cierto nerviosismo. Se preguntaba si eso se debía a ella o porque tenía mucho trabajo y quería atajar el tema lo antes posible.

-Tú dirás, Marta.
- Pues, verás. Estoy pensando en dejar mi puesto, para irme a otro centro a desarrollar el proyecto.
- ¿Cómo cubriríamos la baja?- atajó
- Buscaría una persona de valía...con tu ayuda. Si no cuenta con tu aprobación...
- Si te digo la verdad, no me gusta- dijo sin pestañear.
- No dejaría a cualquiera. La formación, la realizaría yo personalmente. Es un proyecto que me ilusiona. Además estaba pensando en cambiar de residencia .
- Espero que eso lo hayas pensado bien – la volvió a mirar con expresión fría.
- Nunca tomo decisiones a la ligera.
- Yo confiaba en ti para este proyecto. Sabes que me gusta tener lo mejor- hizo un esfuerzo para decir lo último. La miró pensando en que pronto tendría que olvidar su cara. Sus pensamientos se vieron azuzados por el trueno que estalló en el exterior.

Ella calló .Se miraban en silencio. Era la primera vez que un tema laboral lo trataban así. Leo seguía jugueteando con el lápiz. Decidió atacar el tema como si fueran amigos.

Continuará ...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Febrero a tope de citas : )

En estos días invernales, jornadas de pisar fuerte el asfalto para que los tacones no se resbalen, Madrid empieza a revolucionarse. Este febrero se presenta cargadito de citas, seguro que tanto o más apetecibles que las de San Valentín.

El jueves 8 arrancan de nuevo los MeetUps de Cultura Fotográfica. ¿No sabes qué son? Se trata de encuentros con personas destacadas del sector fotográfico que en formato mesa redonda dan su opinión e inspiran mucho. Yo acudí a la de fotografía gastronómica y tuvo su efecto. 


Por eso, cuando leí que regresaban y que lo harían con la fotografía de moda y la evolución del sector, aparecí entre las primeras futuras asistentes en la reserva. Tengo grandes expectativas, yes.  El jueves, a las 19:30 en el Espacio Harley (Workshop Experience). Ya os os cuento.


Cuando he indicado que la capital está on fire, es que, el jueves siguiente, el día 15 acudiré a una charla sobre Anna Piaggi, un icono de la moda que escribió para Vogue y Vanity. Su sobrino será el pon…

Larga vida al Madrid Photo Fest¡¡¡

El 9 de marzo disfruté del Madrid Photo Fest, el festival internacional de fotografía, donde viví la inmersión en el mundo de las imágenes teniendo al lado a los mejores profesionales del medio como Albert Watson o Eugenio Recuenco. Estar bajo el mismo techo fue emocionante. 


Como no podía ser de otro modo, si se habla de fotoperiodismo o conflictos intento estar y si quien aparece es Manu Brabo pues mejor. Los que ya me conocéis sabréis que es de mis fotoperiodistas de cabecera. De esos cuyas fotos me remueven y me alteran. Le descubrí cuando esto del fotoperiodismo siempre me había atraído. Contar lo que pasa más allá para que todos lo suframos y hagamos algo. Que imágenes crudas griten por los que no pueden hacerlo. Además su discurso siempre reivindicativo, siempre dolido, me conquista. 




Es un tipo que me provoca cierta fascinación y ternura. Y ahora más, os confieso, que se define de corazón roto por la guerra. No solo por lo que ha visto sino también por lo que ha sentido. A pesar …

Búscate una obsesión

¿Qué puede salir de una velada con un fotógrafo de moda(Rafa Gallar), un retocador (Tony Yagüe), un estilista (Fran Marto) y una maquilladora (Piti Pastor)? Pues muchas experiencias y pasión por lo que hacen  en el MeetUp Workshop Experience Fotografía de moda. Fue estupendo pasar un rato escuchando anécdotas y que el trabajo exige más trabajo. También una llamada a la libertad creativa porque ahora se exige que se publicite un producto. 




La reflexión final de la mano del estilista Fran Marto que tajante reconoce que lo que al final se ve en una portada es la imagen de la modelo y el nombre del fotógrafo, si bien la labor bien hecha, su mano, su espíritu se recoge en el resultado. 

todo me recuerda a mi puesto exprés como estilista de fotógrafo durante 24 horas. La cosa no salió como esperaba pero me quedo con el subidón de preparar todo un conjunto de estilismos románticos con un puntito sexy. 

Imaginé todo lo que podrían dar de sí las prendas que yo iba a presentar al fotógrafo para es…