sábado, 6 de marzo de 2010

La tarde que dediqué a mi sobrino, aprendí varias cosas, entre ellas que hay que saber bien dónde llevamos a nuestro pequeño y que el amor puede ser algo intenso y mágico para el que lo vive y curioso o extraño para los que lo vemos desde fuera.

Gracias a unas entradas que consiguió Alex en la Redacción, acudimos a Princesas On Ice, un espectáculo de patinaje para niñ@s, aunque, en realidad, en mi humilde opnión, creo que es un despliegue de sonido y colores para niñas que adoren las historias de Disney y el marketing extra rosa.

El hilo conductor eran la estrella invitada Campanilla, Mickey y Minnie y el adorado por Maurice, Goofy. Así diversos cuentos de príncipes y princesas se desarrollaban a ritmo de hielo. Una niña fascinada ante tanta dicha y canciones dulces preguntaba a su mamá: ¿Y ahora es cuándo se enamoran? ¿Se enamoran ya? Sí, contestaba la madre. Mientras Maurice jugaba con su moto y comía palomitas más atento a los comentarios de Alex que a las piruetas de los personajes de turno.

Delante de mí, una pareja se achuchaba con cada giro, aplaudía cada nuevo protagonista. Ella no dejaba de sonreir emocionada y susurrar ¡Qué bonito! y él la miraba arrobado. De sus labios salían la letras de las canciones y palabras como "virtud", "príncipe azul", ... Con la Sirenita llegó el delirio y ella dejó que sus lágrimas afloraran sin miedo y él... Él sonrió y la besó embelesado.

Y es que el amor es very stranger, muy peculiar para los que miramos. Me recordó el artículo que publiqué en mi columna Marea alta para el Día de los Enamorados y que en el siguiente post os muestro. Se titula Como siempre en el 14 de febrero

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe conmigo las páginas de mi libro blog. Write with me the pages of my Blog Book. Muchas gracias!! Thanks

Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO