Ir al contenido principal

Quizás, quizás, quizás

Acabo de ver la premiada película La La Land. Sí, ya sé que voy tarde, pero llegó ahora. La cuestión es que me mata eso de los "y si ...". Deberían estar prohibidos. Nunca fue, pues ya está. Pero seguimos dando vueltas y más vueltas a las cosas. Quizá no fuera hoy el día para verla. "Es descorazonante", pienso yo. "Es la vida", me reconducen. 

Así que como no quiero dramas y no deseo seguir removiendo lo que no me alegra, me engancho a su música. "City of stars" me recuerda algo que escribí hace mucho, mucho tiempo: La ciudad, la luna y tú. 

"La luna refleja mis pasos y los suyos. He recorrido tantas veces estas calles que podría señalar cada escaparate, línea de metro e incluso artista callejero que las puebla. Sin embargo, esta noche en su compañía, todo es distinto. Su risa llena las aceras y los edificios parecen menos desafiantes. 



La ciudad late al ritmo acompasado de nuestros corazones. Paseamos aspirando el aroma a capital y a modernidad. El asfalto marca el camino de los coches, autobuses y taxis. Su compás nos es conocido, se amarró a nuestras vidas desde la infancia y ahora es un sonido más que nos acompaña en este recorrido bajo las estrellas que sobreviven a la urbe y que penetran en nuestros sentidos.
Me coge la mano y el pavimento se hace más deslizante bajo mis pies."

Seguiré soñando. Prefiero eso a arrepentirme. 

Love & Peace

Comentarios

Entradas populares de este blog

Preparados, listos, YA

Empezamos un año nuevo, un mes de enero que promete y puede o no cumplir. Los comienzos son emocionantes, ¿no?



Curioseando en la Red me tropecé con The Dictionary of Obscure Sorrows, algo así como el Diccionario de los dolores oscuros,  una serie de vídeos de John Koenig, que engloban definiciones sobre emociones que no tenían nombre, que nadie denominaba de ningún modo. Claro, a mí, que ahora que me voy conociendo, sé que adoro poner nombre a todo o encasillar lo que siento, me agarré a la palabra Yú-Yi.

Suena bien, ¿verdad? Esta palabra tan mona, no me lo niegues, describe "el deseo de ver las cosas con ojos frescos y sentir tan intensamente como se hacía antes de las expectativas, la memoria y las palabras".

Yú-yi, Yú-yi. Abre tu mente, me dije. Empecé dejándome acariciar por regalos del cosmos beauty que me trasladan a Sri Lanka a través de los cristales de la turmalina y el polvo de Konjac. También me rendí  a un producto de culto que me sorprendió y que me aporta la sal…

Febrero a tope de citas : )

En estos días invernales, jornadas de pisar fuerte el asfalto para que los tacones no se resbalen, Madrid empieza a revolucionarse. Este febrero se presenta cargadito de citas, seguro que tanto o más apetecibles que las de San Valentín.

El jueves 8 arrancan de nuevo los MeetUps de Cultura Fotográfica. ¿No sabes qué son? Se trata de encuentros con personas destacadas del sector fotográfico que en formato mesa redonda dan su opinión e inspiran mucho. Yo acudí a la de fotografía gastronómica y tuvo su efecto. 


Por eso, cuando leí que regresaban y que lo harían con la fotografía de moda y la evolución del sector, aparecí entre las primeras futuras asistentes en la reserva. Tengo grandes expectativas, yes.  El jueves, a las 19:30 en el Espacio Harley (Workshop Experience). Ya os os cuento.


Cuando he indicado que la capital está on fire, es que, el jueves siguiente, el día 15 acudiré a una charla sobre Anna Piaggi, un icono de la moda que escribió para Vogue y Vanity. Su sobrino será el pon…

Bye, bye 2017 Hola 2018

Como quedan horas del 2017, repasando días tachados me propongo agradecer todo lo bueno y también pedir al año que estrenamos.

Si fuiste de los que me acompañaron en los días impares como si no pero te paseas por mis letras, deseo para ti y para mí:
-Apasionarnos con mucho de lo que hacemos y soñar con lo que podremos hacer. -Disfrutar de los matices azucarados de ciertos días.  -Poder hacer desaparecer nuestras huellas en la playa en algún momento.  -Sentir la necesidad de escuchar una canción más de una vez.  -Desatar en alguno de los 365 días venideros todos los sentidos. -Que la lluvia no sea un problema sino una oportunidad para chapotear. -Que el espejo nos sonría y le devolvamos el cumplido.
Y finalmente, querer, querer mucho  y bien.
Feliz 2018