lunes, 20 de noviembre de 2017


Reconozco que el fenómeno superhéroes me encanta. Me gusta que alguien que tiene superpoderes quiera usarlos para ayudar a los demás. Un plus también es que varios de estos seres especiales quieran juntarse para un bien común y superior. Si además la historia de esta unión me divierte como está hilada y llevada de la música perfecta, tengo que rendirme.



I love guys who save the world, too


Eso es lo que me pasó con La Liga de la Justicia: personajes llenos de fuerza y poder. Mi descubrimiento fue Aquaman, con escenas acuáticas en las que sus vaqueros podrían haber servido para una publi que recordar. Tatuajes con estilazo, aire atormentado que grita ¡Sálvame!, pelo salvaje sin rozar el descuido, razones para ser arisco y a quien dejarías que te salpicara aunque sea un extraño venido del mar ; )

Investigo un poco en los orígenes del cómic y el Rey de Atlantis no tiene ni la melenaza ni los ojazos acuosos (falsos, of course) de Jason Mamoa. No pasa nada. Me convence. Me creo que maneja el cotarro en el 71% del planeta.


El mar encierra muchos misterios



Sigo tirando del hilo y me fijo en el diseñador de vestuario pero no para los momentazos en que se trata de lucir coraza de escamas sino cuando aparece más humano que nunca: cazadora de aviador con maxisolapas y jeans de minero. Queridos, si necesitáis un icono al que seguir, os invito a que os dejéis caer por el cine y toméis nota. 

Para nosotras, atención, con el vestidazo blanco que porta nuestra Wonder Woman cuando tampoco lo es: escote cuadrado y un detalle de cuerdas cruzadas lateral que resulta de otro planeta. 



100% superhéroes


¿Podemos soñar con un mundo mejor? Sí¡¡¡

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe conmigo las páginas de mi libro blog. Write with me the pages of my Blog Book. Muchas gracias!! Thanks

Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO