jueves, 5 de septiembre de 2013

Estoy en una sala de espera de un hospital aguantando las horas que pasan lentas y observo el mundo entre aquellas cuatro paredes  blancas muy luminosas, si soy justa, dejándome llevar por los dos treinteañeros que ocupan las mesas junto a un ventanal con un portátil y un tablero de ajedrez. Uno va moderno, con bermudas y atuendo casual mientras que el otro  porta un pijama azul de paciente. Se mueven con naturalidad y el ritmo procedente del PC lo inunda todo, me llega y me hace mover los pies, siguiendo el ritmo y por lo que parece de modo visible porque abandonan  los caballos, reyes y torres y comenzamos a hablar de la música que suena. Podríamos estar en cualquier terracita, lejos del hormigón, oyendo con gusto el reggae que comparten conmigo. Me hablan del Minho Reggae Festival al que iban a volver este septiembre en Pontevedra. Disfruto  un video del año anterior durante el Festival y es genial: color en las calles y ritmos jamaicanos. Juraría que el uniformado está ligando conmigo…




La enfermera rompe el hechizo y nos despedimos. Les dejo afrontando la tarde y volando hasta que haga falta hacerlo.

One Love, jah jah

Y me doy cuenta de que estamos hechos de colores, de agua que se agita, de azúcar, de sangre que se altera, de miel, de ideas que se enrocan, de piel, de versos que dedicamos, de sensaciones provocadas por sucesos inesperados o no, de miradas encontradas, de risa, de palabras que te liberan,  del aliento de los que te aprecian, de espuma que te atrapa  durante un tiempo y luego te suelta con fuerza, de celofán, de lágrimas dulces o saladas, de fusión, de gotas de lluvia, de mentirijillas que te dices a ti mismo para sobrevivir o pasar el trago, de descubrimientos,  de  esperanzas, de sol, de libertad, de magia pero, sobre todo, de latidos de los que te rodean y te hacen volar y soñar estés donde estés.






I'm in a waiting room of a hospital holding the hours pass slowly and observe the world within the four walls bright white, if I'm just, leaving me by the two treinteañeros occupying the tables next to a window with a laptop and a chessboard. One is modern, with shorts and casual attire while the other carries a blue pajama patient. They move with ease and pace from the PC is everywhere, it comes and makes me move my feet, following the rhythm and it seems so visible because they leave the horses, kings and towers and started talking about the music sounds. We could be on any terrace, away from concrete, hearing reggae gladly shared with me. I speak of the Reggae Festival Minho who had to return this September in Pontevedra. I enjoy a video of last year during the Festival and is great: color on the streets and Jamaican rhythms. I swear that the officer is flirting with me ...


The nurse breaks the spell and said goodbye. I leave you to face the afternoon and flying until it takes it.

One Love, jah jah


And I realize that we are made of colors, stir water, sugar, altered blood, honey, castling ideas, skin, verses dedicated, sensations caused by unexpected events or no, looks found, with laughter, you release words of encouragement from you cherish, foam that grabs you for a while and then let go hard, cellophane, sweet or salty tears, melting, raindrops, of fibs you tell yourself to survive or pass the drink, of discovery, of hopes, of sun, of freedom, of magic but, above all, to beat those around you and make you fly and dream wherever you are.

2 comentarios:

  1. Uau,maravilloso haberlo vivido a tiempo real y verlo ahora en ese post...un gran me gusta,buen rollo de Miltyyyyy!!!
    MUACKKK

    ResponderEliminar
  2. Sí, reportaje gráfico y palabrerío.
    Nena, esta vez sí, la vie en rouge = )
    Requetemuack

    ResponderEliminar

Escribe conmigo las páginas de mi libro blog. Write with me the pages of my Blog Book. Muchas gracias!! Thanks

Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO