martes, 11 de octubre de 2016

Como sabéis (si eres nuev@, tómate tu tiempo y descúbrelo en entradas anteriores) me he convertido en una bike lover, o sea, que en cuanto puedo pedaleo.  Y es que todo se ve mejor en bicicleta. Quienes están contigo y lo que te rodea cambian y se hacen más especiales. Se convierten en materia que está en tu trayectoria o fuera de ella (referentes u obstáculos).  Eres tú mismo y tus piernas son las que deciden qué toca.

A mí me pasa esto. Prueba tú y me cuentas.






1. Pase lo que pase hay que pedalear. 


Si te haces un viajecito, de lo único que has de preocuparte es de que tus pies activen los pedales. Nada te hace más libre y cabal que solo seguir un camino y tener que leer el suelo que se abre ante ti. La sensación de cuerpo y mente unidos no sé si la encontrarás tan fácilmente en otros momentos. 


2. Si te caes, insulta en arameo, quítate el polvo y vuelve a subirte. 


Salvo que pierdas el conocimiento, levántate tras darte un buen golpe. Incorpórate y busca una cara amiga para explicar que estás okey. Os puedo asegurar que te hará grande a los ojos de tus compañeros de batalla. Eres fuerte, baby. Sé que suena manido, pero lo mejor es que tú mismo, te sentirás mejor. Estás en un sitio tan chulo, te ha costado tanto llegar hasta allí que no, no te van a parar. * Siéntete un héroe (lo eres)
*Excepto que necesites que te lleven a un hospital… Para volver a repetir hay que cuidarse. 


3. La comida es un placer o de por qué el Piraña* era un niño más bien gordito.


 Montar en bici a mí me engorda, y ¿qué? Resulta que lo que quemas a base de piernas lo recuperarás con un aperitivo a media mañana o una super comida en el destino. ¿Y qué? Te lo has ganado. 
*El Piraña era un personaje de Verano Azul, una serie en la que unos chavales se hacían amigos de verano en una costa española. En su cabecera, el grupo montaba en bici y mientras silbaban una pegadiza canción. Qué buenos tiempos. 




Lluvia=condensación del vapor de agua. 

4. La lluvia es solo lluvia. 


Resulta que la lluvia es agua. No os tomo por lo que no sois, es que es verdad. Parece que fuera ácido sulfúrico o azufre y no es cierto. Cansa, moja, por supuesto, aunque si vas preparado te molestará un poquito, solo un poquito, en serio. El paisaje bajo la lluvia es especial. Todavía recuerdo las Sirenas a lo largo del  Danubio que parecían salir a nuestro encuentro o la estupenda sensación de estar tan loco como para  sentirte protegido por tu chubasquero. 

5. No sin mi pintalabios.


Las chicas tenemos mucha suerte. Un vaquero y una camiseta acompañada de una sonrisa teñida de rojo pueden conquistar planetas. No hace falta llevarte mil cosas en tus alforjas. Menos es más, comprobado. 




El Danubio a la altura de Mathausen


6. Disfruta lo que te está pasando porque todo queda atrás. 


Que nada vuelve es una verdad que no podemos discutir. Puede que eches la vista atrás y hayas desayunado en un país y estés disfrutando de una velada con chispa en otro. ¿Jet lag? No. ¿Cansancio? Puede. ¿Felicidad?  Plena. 


Hallarás lo que no esperabas



7.  El mundo es gigante. Tú también.


Hay un número inimaginable de kilómetros por recorrer, de lugares por descubrir, caminos que seguir, sitios que guardar en tu cabeza para cuando te desmelenes en el asfalto a la vuelta de la rutina. Eres tan grande como lo que tus ojos abarquen, no lo olvides. Guardo en mi memoria imágenes de calas increíbles a las que llegué gracias a mi bike. 




Tweed Ride 2016. Pedalea al Pasado. Simplemente genial. 

8. Todo gira, gira y gira. 


Tendrás tiempo de comprobarlo si estás atento a lo que pasa. Seguro que en el lugar en el que vives algo con ruedas se está moviendo. Si echo cuentas, en este último mes he acudido (y gratis, lo juro) a tres eventos sobre ruedas a cual más divertido: Pedalea al pasado (pasear por Madrid y visitar museos increíbles vestido vintage), Unibike (festival internacional de la bici) y la Fiesta de la Bici (Madrid abre sus calles a los ciclistas). 

9. Si quieres, puedes. 


Todo está en tu cabeza. Si lo que hay no solo más allá, en el destino, sino en el camino, te atrae, lo tendrás medio fácil. Reconozco que mis últimos diez kilómetros puede que me hagan siempre plantearme verdades vitales, recuperar ilógicas corduras sobre mi edad y condición, si bien ya soy consciente. Lo sé y tiro de música que amansa a las fieras y a mí me relaja y motiva. Cuestión de que encuentres lo que te agita a ti. 

10. No solo tienes cuerpo para el pecado ; )


En este punto quiero recordarte que si mueves tus músculos, paseas tu mente y te das un tiempo, todo tiende a relativizarse. Busca tu equilibrio. Suelta lo que te sobra y no te quejes. Aunque te hayan roto el corazón, los esquemas o lo que sea, sobre tu bici eres tú. Quítate los tacones, el mundo se ve a cierta altura también, créeme. 

Además he descubierto que tengo opinión sobre la estructura de las ciudades, del deber de los habitantes de la Tierra de contaminar menos y relajarse más. 

Te pido que te dejes seducir por las ruedas, las manetas, los frenos … fíjate en lo que quieras y coge esta ola porque tu interior,  tu exterior y la periferia te lo agradecerán. 

Love & Peace.


Radiografía de una bicicleta.




As you know (if you're new here, take your time and read me) I have become a bike lover, that is, when I have time I ride may bike. And everything looks better  in my bike. And those around you change and become more special. They are become matter that is in your path or beyond. You are yourself and your legs are the ones who decide what touches.

To me happens that things. Try and talk to me. 

1. Whatever happens you have to pedal.


If you make a trip, the only thing you have to worry about is your feet activate the pedals. Nothing makes you more free and fair than just follow a path and having to read the ground that opens before you. You´ll find this sensation of your body and your mind together.






2. If you fall down, insults in Aramaic, take off  the dust and hop back on.


Unless you lose consciousness, give rise after a good hit. Rouse yourself and a friendly face to explain that you're okay. I can assure you that will make you great in the eyes of your fellow soldiers. You're strong, baby. I know it sounds trite, but it is best to yourself, you'll feel better. You are in such a cool place, it cost you to get there so no, they are not going to stop. * Feel like a hero (you are)
* Except you need to be taken to a hospital ... To repeat must be careful again.

  3. Food is a pleasure or why the Piranha * was a rather chubby child. 

Cycling makes me fat, and what´s happens? It turns out that what base burning legs get it back with a snack mid-morning or super food destination. And that? You have earned it.
* The Piranha was a character Verano Azul, a series in which some kids summer friends became a Spanish coast. At its head, the group rode a bike and while whistling a catchy song. Good times.


El Danubio, lluvia y sirenas

4. The rain is just rain.


It is rain water. I do not take you for what you are not, it's true. It seems to be sulfuric acid or sulfur and is not true. Tired, wet, of course, but if you're prepared disturb you a little bit, just a little, really. The landscape in the rain is special. I still remember the Sirens along the Danube seemed to come to meet us or the great feeling of being crazy enough to feel protected by your raincoat.

5. Not without my lipstick.


The girls are very lucky. A jean and a shirt accompanied by a smile tinged of red can conquer planets. No need to take a thousand things in your saddlebags. Less is more, I swear.


Disfruta del camino



6. Enjoy what is happening to you because  you left everything behind.


Nothing back is a truth that we can not discuss. You may throw you look back and have breakfast in one country and you're enjoying an evening with spark in another. ¿Jet lag? No. Tiredness? Can. Happiness? Full.

7. The world is giant. You are a giant,  too.


There is an unimaginable number of kilometers to go, places to discover, paths to follow, sites to keep in your head when you desmelenes on asphalt around the routine. You're as big as what your eyes embrace, do not forget it.

8. That all turns, spins and spins.


You have time to check if you watch what happens. Surely in the place where you live something with wheels it is moving. If echo accounts in the last month I have been (and free, I swear) to three events on wheels which funnier: Pedal to the past (walk around Madrid and visiting incredible museums vintage dress), Unibike (International Bike Festival) and the Party of Bike (Madrid opens its streets to cyclists).




Bicis en Inzell


9. If you want, you can.


It's all in your head. If there is not only beyond destination, but on the road, attracts you, you'll have easy means. I recognize that my last ten kilometers can I do always plantearme vital truths, recover illogical corduras about my age and condition, although I am already aware. I know and shot music soothes the savage beast and relaxes me and motivates me. Think in what you moves you.

10.  U Not only have the body for sin; )


At this point I want to remind you that if you move your muscles, stroll your mind and give you a while, everything tends to relativize. Find your balance. Release what you have left and do not complain. Although you have broken my heart, schemes or whatever, on your bike you. Take off your heels, the world looks at some point too, believe me.

I've also found that I review the structure of cities, the duty of the inhabitants of the earth to pollute less and relax more.

I ask you to let yourself be seduced by the wheels, handles, brakes ... watch what you want and catch this wave because your inner and your outer will thank you.


Love & Peace.

2 comentarios:

  1. Hola talento, el mundo siempre tiene tantas opciones para ser mirado....que la bicicleta es un instrumento más para poder hacerlo..
    Gracias, pasa buen domingos, besos a pedaladas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Don Vito,
      mucho por descubrir y tanto por mirar...
      Gracias¡¡¡
      Bss

      Eliminar

Escribe conmigo las páginas de mi libro blog. Write with me the pages of my Blog Book. Muchas gracias!! Thanks

Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO