sábado, 13 de junio de 2015

Hoy iba a contaros que estuve en un evento de Distrito1 el fin de semana pasado. Iba a colgar mis fotos hechas en una pasarela roja a las modelos con prendas estupendas provenientes de diseñadores del ESNE y que me cautivaron.  Iba a compartir lo emocionada que estoy porque empezaba un Curso de Periodismo de moda y me han invitado a un Desfile de Moda en el Museo del Traje desde Desfile Artediez.

Distrit01. Lo mejor del diseño en 100 metros de asfalto

Sin embargo, ayer me levanté azotada por un dolor de cabeza quizá proveniente de este tiempo loco que cambia y que mientras escribo esto golpea fuera. Por la mañana en mi autobús seguí leyendo a Marian Keyes en su último “Mi karma y yo”.  Esta mujer siempre me hace pensar. Me perturban sus pensamientos. Stella, la protagonista, me pone triste. Pero lleva toda la razón: “Poder rascarme la planta del pie con el dedo gordo del otro pie es un verdadero milagro”. Y  a este tipo de gestos, al poder que tenemos sobre nuestro cuerpo no le damos importancia. Tampoco, por tanto, damos importancia a los que nos rodean. Al contrario también. Que te sientas apartado y no lo grites o no te quejes.

Resultado de imagen de marian keyes mi karma y yo


Estuve después del trabajo con amigas y planeamos lanzarnos a la tarde de Trenzas y Mojitos (sí, así de simple: que te hagan trenzas  mientras bebes mojitos) en  algún momento de julio, en una terraza del Hotel Wellington. Entretanto, me llamaron para matarme con una noticia inesperada: mi curso sobre Periodismo fashion se cancela. En venganza cósmica, llené mis venas de risas y de tinto de verano.  Reconozco que tenía más de tinto y menos  de verano, de modo que tuve que pensar mucho cómo no matarme con mis tacones, que no eran altos, que eran cómodos aunque se volvieron irreverentes. Intenté rascarme la planta del pie con el dedo gordo del otro pie y sonrío confiada. Claro que, a pesar de todo,  quisiera  quejarme por ciertos vaivenes vitales, no obstante, me aguanté las ganas.



Me lanzo con mi mochila de pinchazos de corazón (curso cancelado, decepciones esperadas, viaje a la bella Italia postergado,…) a mi último Bailetón. El gimnasio de mis amores, el lugar donde me he movido like a Barbie girl, deja de existir. En esas cuatro paredes me he estirado, retorcido, desconectado, apasionado y ayer despedido. Como broche mi super mentora me regala el CD de nuestra última coreografía. No sé si por efecto del vino, la temperatura de bochorno, el libro de la Keyes, lo de siempre,  tengo ganas de escapar.

Ayer fue un día inconveniente, de quejío, de ver Juego de Tronos y a un Tyrion Lannister perdido y hundido. Aún así sigue siendo admirable. Vuelvo a mi pie. Magia. Sigo respirando.

Para la próxima entrada prometo purpurina. 

Love & Peace





Today was going to tell you I was in the District 1 event last weekend. I was going to hang my pictures taken in a red gateway to the models with great clothes from designers ESNE and that captivated me. It would share how excited I am because I start a journalism course in fashion and I have been invited to a fashion show at the Museum of Costume Parade from Artediez.

However, yesterday I raised it hit me a headache from this crazy maybe time changes and as I write this hitting out. In the morning on my bus I kept reading Marian Keyes in his latest "My karma and me." This woman always makes me think. I disturb your thoughts. Stella, the protagonist, makes me sad. But it takes quite right: "Being able to scratch the foot with the big toe of the other foot is a real miracle." And such gestures, the power we have over our bodies do not give importance. Nor, therefore, we give importance to those around us. Unlike well. You feel secluded and do not shout or do not complain.

I was after work with friends and plan to launch into the afternoon Braids and Mojitos (yes, that simple: do you braids while drinking mojitos) sometime in July, on a terrace of the Hotel Wellington. Meanwhile, they called me to kill me with unexpected news: my fashion journalism course is canceled. In cosmic revenge, I filled my veins with laughter and tinto de verano. I admit I had more red and less summer, so I had to think hard how to not kill me with my heels, which were not high, they were comfortable but they became unholy. I tried to scratch the sole of the foot with the big toe of the other foot and smiled confidently. Of course, in spite of everything, I would complain about certain vital swings, however, I held the urge.

Resultado de imagen de marian keyes books


I threw my backpack heart puncture (canceled course, Expected disappointments trip to beautiful Italy postponed, ...) to my last Bailetón. The fitness of my love, where I've moved like a Barbie girl, ceases to exist. In those four walls I stretched, twisted, disconnected, passionate and fired yesterday. As a finishing my super mentor gives me the CD of our latest choreography. I do not know if the effect of the wine, the temperature of embarrassment, the book Keyes, so I know it's business as usual but already beyond me, I have wanted to escape.


Resultado de imagen de tyrion lannister

Yesterday was an inconvenient day, lament, watch Game of Thrones and an Tiryon Lannister lost and sunk. Still it remains admirable. I return to my feet. Magic. I'm still breathing.

For the next post I promise glitter.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe conmigo las páginas de mi libro blog. Write with me the pages of my Blog Book. Muchas gracias!! Thanks

Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO